lunes, 19 de diciembre de 2011

Turrón

Hace años que quería hacer turrón y esta año lo he conseguido gracias a Rafael y Estrella. Hemos estado en Castro de los Filabres un pequeño pueblo almeriense de dicha sierra. De allí era mi madrina de bautizo Ana y aún recuerdo los trozos de turrón enormes que mandaba a  casa por navidad cuando yo era pequeña y que nada tenían que ver con el que se compraba.
Este año he tenido la oportunidad de estar con María y José, padres de Rafa,  unos verdaderos expertos, en esto de hace turrón, sobre todo Maria.
Esta receta la subo solo como curiosidad, porque difícilmente se puede hacer turrón en las cocinas modernas de nuestras casas. Hacer esta receta es bastante duro, pero quien sabe, puede que alguien se atreva a hacerla, con la ayuda de dos hombres fuertes, claro. 


Ingredientes para 3-4 kilos  de turrón

-         1 k de miel.
-         4 huevos, solo las claras (pueden ser más).
-         750 gr de azúcar.
-         2 k de almendras tostadas.
-         5 limones.

Lo primero que necesitaremos es un recipiente al que le entre gran cantidad de agua (caldera de matanza), que tenga dos asas para poder atar bien el recipiente que ponemos dentro, ya que al ponerse la masa tan dura el recipiente tiene que pesar y estar bien atado.
Ponemos dentro otro recipiente más pequeño (otra caldera un poco menos honda y más pequeña). Una vez que tengamos un recipiente dentro de otro y le atemos muy bien las asas, le pondremos alrededor, en el hueco entre los dos recipientes, unos paños (que se mojarán) para evitar que nos salpique el agua. 



Evidentemente esto no se puede hacer en  la vitro, se puede hacer en el fuego de leña, pero hace el trabajo aún mas duro y penoso, al tener que controlar muy bien la cantidad de fuego y el turrón suele tener sabor a humo. El mejor utensilio es un rosco de gas (el que se usa para las paellas) que lo pondremos en el suelo.
En el recipiente  al baño de maría ponemos la miel y el azúcar, movemos con  frecuencia y mientras rallamos la piel de los limones, la incorporamos a la miel y el azúcar y  también el zumo de 1 limón. Batimos las claras a punto de nieve y las vamos incorporando a la mezcla en pequeña cantidades y sin parar de mover, no echando mas claras hasta que no se hayan integrado las anteriores. A partir de este punto solo hay que echarle paciencia, mucha paciencia y un poco mas adelante también fuerza, mucha fuerza. No parar de mover durante 2 horas y media o mas. Durante este tiempo hay que controlar la cantidad de agua que tiene el recipiente de abajo y procurar que no le falte, si es así le añadiremos mas agua  pues el recipiente de arriba siempre tiene que estar en contacto con el agua ( para esto habrá que desatar las dos calderas, sacar la de arriba y poner mas agua que tiene que estar caliente y volver a atarlas).
Una vez alcanzado su punto y esto es lo más difícil, lo comprobaremos cogiendo un trocito de pasta y metiéndola en agua si una vez haya enfriado está un poco blanda y podemos aplastarla con los dedos, hay que darle más tiempo. También podemos meter en la masa el rabo de una cuchara y coger un poco de pasta, la metemos en agua y cuando esté fría le damos un golpe seco sobre una superficie dura (un mármol) y si el trozo de pasta salta de la cuchara es que esté listo.
Quitamos el recipiente del fuego, pero continuamos con el baño de maría. Entonces le añadimos las almendras, aquí si que se necesita un par de brazos fuertes, o sea dos hombres, pues se pone durísimo y hay que hacerlo con cierta rapidez pues el turrón empieza a endurecerse. Una vez mezcladas las almendras, cogemos con la mano trozos de masa y las echamos en el molde, las aplastamos e intentamos que quede bien compacto, le damos la vuelta y volvemos a aplastar y lo dejamos enfriar varias horas.
El recipiente suele ser unos cajones de madera estrecho y largos y con poca pared, pero también podemos hacer tortas, echando la masa sobre un plástico, tapamos con otro y aplastamos hasta dejar la torta del grosor que queramos.




¡ Buen provecho!

Menú de Navidad


En estos días son mucho los que están pensando que van a comer esta navidad. Algunos me preguntan y le doy alguna  idea o alguna receta.
 Al elegir el menú de navidad habrá que tener en cuenta la costumbre de cada casa, hay donde solo ponen cosas para picotear y donde hacen una comida tradicional con sopa, segundo plato y postre.
En casa es habitual poner varios entrantes pero siempre hacemos un plato de carne y otro de pescado. Muy pocas veces solemos hacer algo nuevo para estos días, casi siempre hacemos el mismo menú, ya que al tratarse de unos días especiales intentamos contentar a todos, haciendo la comida que mas gusta a cada uno, en nuestro caso la estrella suelen ser unos “saltimbocas” (rollitos de lomo con queso y huevo y una salsa de nata), calamares rellenos y de postre siempre crepes. El año pasado hicimos menos entrantes y tomamos una sopa o consomé, este año haré igual, porque a todos nos gustó.
Como ya sabéis hace poco tiempo que he empezado a subir recetas al blog, pero creo que para los que empiezan en el mundo de la cocina encontrarán alguna receta que le sirva para estas navidades. Yo voy a dar algunas ideas para que las podáis combinar.
Me hubiera gustado enseñaros algún menú mas sofisticado, especial y con fotos, pero la falta de tiempo me lo ha impedido, el año que viene lo intentaré.

Como entrante

-         Tostas con ajo blanco y langostinos cocidos.
-         Canapés de philadelfia y salmón marinado.
-         Rollitos de carne con salsa rosa.
-         Quiche Loraine.

Como segundo

-         Lomo con salsa de almendras.
-         Merluza rellena de gambas.

Como postre

-         Huevos a la nieve.
-         Tarta tres chocolates.
-         Tarta sacher.

Espero que os sirva y FELIZ NAVIDAD

jueves, 15 de diciembre de 2011

Ajoblanco


El ajoblanco  es un plato de origen humilde, típico y popular en la cocina andaluza principalmente. Se compone de pan, almendras molidas, ajo, aceite, agua y vinagre.
Posiblemente su origen se remonta a la gastronomía romana.
Dependiendo de la región, le ponen unos ingredientes u otros y se le da una consistencia, normalmente de sopa. En Almería nos lo comemos como una crema espesa, para untarlo en varios tipos de  pan, sobre  patatas asadas o cocidas, para acompañar carnes o pescados (una de las recetas típicas de Almería son los salmonetes fritos con ajoblanco).
Hoy en día el ajoblanco lo hacen en las cocinas creativas con otras combinaciones.



Ingredientes
-         150 gr de almendras.
-         100 gr de miga de pan.
-         2 d de ajo.
-         100 ml de aceite.
-         Un chorrito de vinagre.
-         Agua.
-         Sal.

En un cazo en agua hirviendo echamos las almendras, cuando empiece a hervir otra vez retiramos las almendras, las escurrimos y comenzamos a pelarlas. Las trituramos en el vaso de la batidora, añadimos el ajo (yo solo pongo 1 diente), la miga de pan mojada en agua y trituramos añadiendo el aceite poco a poco como si hiciéramos una mahonesa, al final  le echamos un poco de vinagre, sal y un vaso pequeño de agua, si queda muy espeso le añadimos mas agua.
 

¡ Buen provecho!

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Tarta tres chocolates

Tarta vistosa donde las haya. Muy fácil de hacer y nuestros invitados se sorprenderán, pues el resultado es espectacular y si nos esmeramos en la decoración, ni os cuento.



Ingredientes para 8 – 10 personas
-         150 gr de chocolate negro.
-         150 gr de chocolate con leche.
-         150 gr de chocolate blanco.
-         125 gr de azúcar.
-         750 ml de nata.
-         750 ml de leche.
-         3 sobres de cuajada.
-         1 paquete de galletas María.
-         60 gr de mantequilla.
Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla en trocitos y un poquito de leche. Echamos la masa sobre un molde desmoldable, la distribuimos bien y la aplastamos con una cuchara. Si se quiere se puede hornear 10 minutos, pero no es necesario.

Ponemos en un cazo el chocolate negro con 250 ml de nata, 250 ml de leche, 75 gr de azúcar y un sobre de cuajada (disolvemos el sobre en leche fría antes de echarlo al cazo) lo ponemos todo en el fuego, moviendo frecuentemente, hasta que el chocolate se haya disuelto y la crema haya espesado un poco.
Echamos la crema sobre la base de galleta.

Lavamos el cazo o cogemos otro y hacemos lo mismo con el chocolate con leche, pero le ponemos 50 gr de azúcar. Lo echamos sobre el chocolate negro, poniendo debajo del chorro una cuchara para que no haga agujero y para que no se mezclen los dos chocolates.

Lavamos otra vez el cazo y hacemos igual con el chocolate blanco, pero esta vez no le pondremos azúcar, pues el chocolate blanco es bastante dulce. Una vez hecha la crema la echamos sobre el chocolate con leche, de la misma forma, poniendo debajo una cuchara para que la crema caiga suavemente.
No debe secarse una capa antes de echar la otra pues no se pegarían y al desmoldar la tarta se rompería.

Dejamos cuajar sin moverlo de sitio y luego lo metemos en el frigo, hasta el día siguiente.


Para adornar la tarta le damos rienda suelta a nuestra imaginación, bolitas de 3 chocolates, conguitos, almendras de chocolate, etc… y para los más atrevidos explico como podéis hacer vosotros mismos unas hojas de chocolate.


Necesitareis unas hojas verdes, de hiedra, rosal, naranjo, etc… las lavamos y secamos bien.

Fundimos 75 gr de chocolate (si vamos a poner pocas hojas con 50 gr será suficiente) al baño de Mª o en el microondas (en este caso hay que hacerlo a temperatura baja) y con una brocha de cocina pintamos las hojas por el revés, donde tiene los nervios la hoja. Las ponemos sobre un plato o bandeja y las dejamos en el frigo 1 hora más o menos. Las sacamos y las volvemos a pintar (si el chocolate se ha puesto un poco duro lo volveremos a calentar) y las dejamos enfriar. Para que se queden bien habría que pintarlas 3 veces.
Una vez estén bien frías con mucho cuidado separamos la hoja del chocolate y ya tenemos las hojas para decorar nuestra tarta.


¡ Buen provecho !

domingo, 4 de diciembre de 2011

Rollo de carne con huevo y jamón


 Esta receta es antigua y le he hecho algunos cambios. En la receta original metían la carne en una tripa, la ataban y aplastaban, pero a falta de tripa, yo he envuelto la carne en papel de aluminio, como hago con otros rollos de carne y da buen resultado.
Estos rollos de carne-fiambre se pueden comer solos pero es aconsejable acompañarlos con alguna salsa, mahonesa, salsa rosa, etc,  yo en este caso le hecho una salsa de champiñones que mas adelante os explicaré.


  

Ingredientes para 4-6 personas

-         750 gr de carne picada de cerdo o mezcla de cerdo y ternera.
-         2 dientes de ajo.
-         Perejil picado.
-         1 huevo.
-         2 huevos duros.
-         200 gr de jamón serrano, en un trozo.
-         Sal y pimienta.
-         1 hoja de laurel.
-         1 cebolla.
-         Pimienta en grano.
-         1 hueso salado.

Con la carne, los ajos picaditos, el perejil, el huevo y un poco de sal, hacemos una masa como para hacer albóndigas.
Troceamos el jamón y el huevo duro y lo añadimos a  la carne, mezclamos todo bien y le damos forma de rollo. Ponemos la carne sobre un trozo de papel de aluminio y enrollamos, cerramos bien los extremos  lo ponemos en una cacerola, cubierto de agua, con la hoja de laurel, la cebolla en varios trozos, los granos de pimienta y el hueso. Dejamos hervir el rollo a fuego medio durante 1 hora. Transcurrido este tiempo dejamos templar el agua antes de sacar el rollo. Cuando lo tengamos fuera del caldo y se haya enfriado un poco le quitamos el papel aluminio, dejamos enfriar y lo hacemos rodajas.



¡ Buen provecho !


viernes, 2 de diciembre de 2011

Merluza rellena de gambas


Esta receta no es para todos los días, es un clásico para las navidades o para un día especial. Me la dio mi amiga Hortensia, que es de Santander, me imagino que será de su tierra, sea de donde sea esta receta de merluza, está muy buena y es muy fácil de hacer.


 
Ingredientes para 4 personas

-         Un trozo de merluza de aprox 800 gr, mejor de la parte de la cola.
-         500 gr de gambas, langostinos o gambón pelados (sobraran).
-         1 bote de mahonesa grande.
-         Sal.

Le quitamos a la merluza las escamas y la espina y la dejamos como un libro ( sin abrir en 2 partes).
Rellenamos la merluza con las gambas, la cerramos y le ponemos unos palillos de arriba- abajo en la abertura para que no se abra mucho.
En una fuente de horno ponemos una capa fina de mahonesa, colocamos encima la merluza y la cubrimos en otra capa de mahonesa.
Metemos la fuente en el horno precalentado, durante 20 o 30 minutos. El tiempo dependerá del horno, del grosor de la merluza y de cómo nos guste el pescado, más o menos hecho.
Si han sobrado gambas, cuando falten 5’ para retirar la merluza se las ponemos alrededor.




 ¡ Buen provecho !