domingo, 18 de marzo de 2012

Vacaciones pagadas


          El SAS (servicio andaluz de salud) me ha regalado unas vacaciones pagadas en el hospital Reina Sofía de Córdoba. Es una broma, claro está.
La mayoría de los que me conocen saben que tengo algunos problemillas de salud, (nada que no se pueda curar) y tengo que hacerme una segunda operación. La primera fue poca cosa y los seguidores de este blog casi  que no lo notasteis, pero esta vez va a ser un poco mas larga y tengo que cerrar los fogones por un tiempo. Espero que tengáis paciencia y me esperéis, pues este pequeño cáncer de mama, no va a poder conmigo y  comenzaré con mi vida normal antes de lo que imagino.


Saludos y besos para todos. 



jueves, 15 de marzo de 2012

Perdices doradas


¿Porque en la frase “vivieron felices y comieron perdices” no comían otra cosa? ¿porque precisamente perdices? al parecer solo es por la rima, aunque también hay otras versiones. Habría que preguntárselo a su inventor Saturnio Calleja, editor y escrito del siglo XIX, y del que deriva la expresión “tienes más cuento que calleja”, el fue, el que terminaba sus cuentos con la expresión “ vivieron felices y comieron perdices y a mi no me dieron porque no quisieron”.
La otra versión tiene su origen en la época antigua, donde las perdices estaban consideradas como algo que solo comían los nobles y ricos, por lo tanto vivían sin necesidades y felices…
Esta es otra de las recetas con las que suelo cocinar las perdices, aunque la favorita en casa (o sea, de mi marido que es el que las come casi siempre), es la receta de perdiz roja. A veces mi cuñado comparte este manjar con él, pero no le pone “pegas” a ninguna, todas le gustan, las haga como las haga.




Ingredientes para 4 personas

-         2 perdices.
-         1 vaso de vino blanco.
-         1 cebolla.
-         1 cabeza de ajos.
-         Aceite de oliva.
-         Nuez moscada y pimienta.
-         1 hoja de laurel.
-         Sal y azafrán.

Cortamos las perdices en cuartos y la doramos muy bien en una cacerola con un chorrito de aceite de oliva.
Añadimos la cebolla troceada, los ajos enteros y el laurel, rehogamos todo y añadimos el vino, dejamos reducir a la mitad y le ponemos un poco de agua, azafrán, sal, pimienta y nuez moscada. Se deja hervir a fuego medio hasta que la carne esté tierna y en su salsa. Durante la cocción le podemos añadir un poco de agua si le hiciera falta.
Una vez la carne esté blanda, la sacamos de la cazuela y pasamos la salsa por el chino o colador y ponemos la carne dentro de la salsa.


 "Vivieron felices y comieron perdices"

 ¡ Buen provecho !

lunes, 12 de marzo de 2012

Caballas a la cazuela


Pescado azul de gran valor nutricional, la caballa contiene grasa de buena calidad con un elevado porcentaje de ácidos grasos omega 3.
También es fuente de minerales  como el fósforo  y  de vitaminas como B6, E, y, sobre todo, B12 y D.  
100 gr de caballa aportan más del doble de las necesidades diarias de las vitaminas del grupo B.
Por todo esto, comamos mas pescado azul, ya que es sano, saludable y además está muy bien de precio.
Esta receta es facilísima y la podemos hacer con caballa, melva o bonito.



Ingredientes para 4 personas

-         ¾ de caballas en rodajas gruesas.
-         1 cebolla.
-         2 dientes de ajo.
-         200 gr pimientos.
-         Pimentón.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.

En una cacerola ponemos un chorrito de aceite de oliva, cuando esté caliente ponemos la cebolla en rodajas y el pimiento en tiras largas, a medio sofreír incorporamos el ajo picadito y dejamos pochar todo a fuego lento.
Salamos las rodajas de pescado, las ponemos sobre las hortalizas y dejamos cocer a fuego lento, espolvoreamos el pescado con pimentón, al ratito le damos la vuelta y dejamos que se hagan por los dos lados. 




 ¡ Buen provecho !

sábado, 3 de marzo de 2012

Arroz en blanco


En cada casa hay siempre una comida que la hacen como propia, por la forma de hacerla o por los ingredientes utilizados.
A mi madre este tipo de sopas le salían ideales, con un sencillo trozo de pollo o caparazón hacía este rico arroz, que lo podemos dejar mas clarito tipo sopa o mas espeso, añadiendo un poco mas de arroz.
Seguramente en tu casa también tengas una sopa parecida, pero así es como la hacía mi madre y es como mi hermana y yo la seguimos haciendo.
La podemos mejorar  o adaptar a nuestros gustos poniéndole alguna zanahoria u otra verdura. En ocasiones mi madre también le ponía unos pimientos asados.


Ingredientes para 4 personas

-         1 muslo y contra muslo de pollo o ½ pechuga.
-         1 patata mediana.
-         150–175 gr de arroz.
-         1 cebolla.
-         1 cabeza de ajos.
-         1 hoja de laurel.
-         1 tomate.
-         Unas ramitas de perejil.
-         Sal.
-         Aceite de oliva.
-         2 pimientos asados (opcional).

Ponemos en una cazuela el pollo (mejor en un trozo), la cebolla y el tomate partidos por la mitad, la cabeza de ajos entera, la hoja de laurel, el perejil y las patatas troceadas. Cubrimos de agua y dejamos hervir.
Cuando las patatas estén casi blandas, si le falta agua a la cazuela le añadimos un poco más y cuando empiece a hervir otra vez le añadimos el arroz. Yo aprovecho y antes de poner el arroz le quito el tomate, el ajo y la cebolla, así quedará el caldo mas limpio. Unos minutos antes de apartarlo le ponemos los pimientos asados si hemos decidido ponerlos.
Debe quedar caldoso.



¡ Buen provecho !