martes, 26 de junio de 2012

Licor de limón para un año de blog


Hoy hace un año de la primera entrada en este blog, que nunca imaginé que llegaría a tener, ya que no soy muy hábil en estas nuevas tecnologías.
Fueron mis sobrinas las que me convencieron y ellas lo hicieron todo, hasta lo más complicado que fue enseñarme.
Durante este año he recibido correos y llamadas, preguntando por alguna receta concreta; he intentado satisfaceros, pero os diré que todavía queda mucho por aprender y por enseñar. Todas vuestras consultas me animan a seguir leyendo y probando nuevas comidas que poco a poco voy publicando en este blog para todos los que pasáis por él. No quiero olvidar la cocina de mis padres y abuelos, pero para no aburrir a los más jóvenes intento alternarlas con algo de cocina moderna y cocina de otros lugares, pues ahora tenemos a nuestro alcance más variedad de productos.
He elegido este licor de limón para brindar contigo, seas familia, amigo, compañero, o no me conozcas. Gracias por visitar este blog y ojalá os haya servido para disfrutar de la cocina.


 
Este licor, al estar hecho con aguardiente, si nos lo tomamos con hielo se pondrá blanco (como una palomilla); yo os recomiendo que lo tengáis en el frigorífico y si podéis lo toméis en un vaso helado.

Ingredientes

-8 limones.
-2 ramitas de tomillo.
-750ml de aguardiente u orujo.
-350gr de azúcar.

Una vez limpios los limones, los pelamos con un cuchillo muy afilado o con un pelador, con cuidado de no retirar parte blanca (esta parte es importante, pues si le dejamos la parte blanca de la piel, el licor amargará). Maceramos durante 8 días el aguardiente, el tomillo y la piel de los limones, pasado este tiempo se cuela. Ponemos el azúcar y 2 vasos de agua en un cazo y lo calentamos hasta que se derrita el azúcar. Una vez esté frío, se mezcla con el aguardiente que habíamos colado. Distribuimos el licor en botellas medianas y le ponemos dentro una ramita de tomillo. Dejar reposar 2 semanas antes de consumirlo. 



 ¡ Buen provecho !

miércoles, 20 de junio de 2012

Croquetas


Las croquetas son un estupendo aperitivo o un buen segundo plato acompañadas con ensalada, sin contar que si las congelamos siempre podemos tener en casa. Son muy fáciles de hacer y una vez pruebas las tuyas ya no te gustan las compradas.
Las podemos hacer de cualquier resto de carne, pescado o de lo que más nos guste. Existen infinidad de rellenos para las croquetas. Yo voy a dar la masa básica  y a partir de ahí le podemos poner lo que queramos, pollo o carne de cocido, pollo asado y jamón serrano, jamón serrano solo, jamón de york, jamón serrano y huevo duro, sólo huevo duro, gambas cocidas, gambas cocida y pimientos de piquillo, atún, merluza, bacalao, pintarroja, salmón y gambas, morcilla, espinacas, etc… en todos los casos el ingrediente elegido hay que picarlo o trocearlo a gusto, ya que hay a quien le gusta encontrarse algún trocito.
Con las cantidades que os indico me suelen salir unas 50 pero dependerá del tamaño que las hagamos, a mi me gusta hacerlas pequeñas, aunque a veces cuando tengo prisa las hago más grandes. 
Hago esta entrada tan detallada para los principiantes, ya que sois varios los que me habeis preguntado por este plato tan rico. 

croquetas de espinacas y nueces.Deliciosas.

Ingredientes

-         175 o 200 gr del ingrediente elegido.
-         100 gr de harina.
-         100ml de aceite o mitad de aceite y mantequilla.
-         Cebolla (unos 50 gr).
-         La piel de ½ naranja ( sólo la pongo en las de pollo o jamón).
-         ¾ l de leche.
-         2 huevos.
-         Pan rallado.
-         Aceite de oliva.
-         Sal, pimienta y nuez moscada.

Lo primero es tener preparado el ingrediente principal de las croquetas, que siempre tiene que estar cocinado; si es pescado, lo tendremos cocido y desmigado, si son espinacas, tendrán que ir cocidas y escurridas, si son gambas, tendremos que cocerlas o sofreírlas en  aceite antes de freir la cebolla, ya que así tendrán mas sabor (después las troceamos, etc…)

pochamos la cebolla

Ponemos en una sartén el aceite y sofreímos la cebolla muy picadita con la corteza de naranja; con cuidado de no quemar la cebolla, una vez pochada incorporamos la harina, la sofreímos y vamos añadiendo poco a poco la leche fría, no echando más leche hasta que la harina haya absorbido la anterior. Una vez puesta toda la leche, dejamos cocer la masa unos 5 minutos sin parar de mover; después, añadimos el ingrediente elegido y mezclamos bien, ponemos un poco de nuez moscada y salpimentamos, dejamos cocer la masa sin parar de mover unos minutos más y apartamos.

incorporamos el pollo cocido y picado

Cuando la masa haya enfriado unos minutos la echamos en una bolsa de plástico. Para esto, nos ayudaremos de un  recipiente donde meteremos la bolsa para que nos sea mas fácil volcar la masa. Cerramos la bolsa y cuando se haya enfriado hacemos las croquetas. Si las vamos a hacer al día siguiente, tenemos que poner la masa en el frigorífico y, en ese caso, antes de hacer las croquetas, tenemos que sacar la masa del frigo varias horas antes para que esté a temperatura ambiente.

echamos la masa en la bolsa

 Le cortamos con unas tijeras un pico a la bolsa (si le cortamos mucho nos saldrán unas croquetas muy gordas y si cortamos poco nos saldrán muy finas y la masa saldrá con dificultad).

hacemos tiras de masa en el pan rallado

Tendremos el pan rallado en un recipiente grande y plano, donde iremos, con la ayuda de la bolsa, haciendo unos churros de masa, los cortamos con un cuchillo del tamaño que nos guste y los rebozamos ligeramente y después los pasamos por el huevo y el pan rallado y le damos bonita forma. 

rebozamos en huevo y pan rallado

Las freímos en abundante aceite bien caliente sin poner muchas en la sartén para que el aceite no pierda temperatura y así las croquetas no se rompan.

croquetas de bacalao
minicroquetas de jamón serrano y huevo cocido

croquetas de pollo de cocido

 ¡ Buen provecho !

jueves, 14 de junio de 2012

Garbanzos con leche


Esta receta de garbanzos es una de las primeras que copié en mi libreta de cocina, pero hacía años que  no la hacía. No recuerdo quien me la dio o donde la leí, pero sea de quien sea hay que reconocer que es muy atrevido en la cocina, porque al principio cuando lees el titulo, te sorprende un poco y pones una cara un poco rara y te preguntas ¿esa combinación de garbanzos con leche, es dulce o salada? Pues es salada y además está muy rica. Una receta de legumbres, que tan escasamente comemos, que no tiene nada de grasa, que se hace rápidamente, que no tiene ninguna dificultad y que te puedes comer templada, así que la excusa de que hace mucho calor para comer legumbres, con esta receta no vale.



Ingredientes para 4 personas

-         600 gr de garbanzos congelados o remojados la noche antes.
-         1 cebolla.
-         1 tomate hermoso.
-         500 ml de leche o un poco menos.
-         Aceite de oliva, unos 50 ml o un poco más.
-         Un cubito de caldo (avecrem) optativo.
-         Sal.

Ponemos los garbanzos a cocer en una cacerola con el agua templada y le añadimos el cubito de caldo (los podemos cocer sólo con agua), la cebolla y el tomate. Cuando los garbanzos estén blandos, escurrimos casi toda el agua, dejando un poco en el fondo de la cacerola. Sacamos el tomate, le quitamos la piel y lo ponemos en el vaso de la batidora, con la cebolla, un chorrito de aceite de oliva y dos cucharadas soperas de garbanzos cocidos. Trituramos todo.
Ponemos la leche sobre los garbanzos (no deben quedar muy caldosos, apenas cubiertos) y añadimos lo triturado y un poco de sal. Dejamos hervir unos minutos.



 ¡ Buen provecho !

domingo, 10 de junio de 2012

Carne venta molinillo


En la carretera de Almería a Granada (actualmente autovía del 92), una vez que pasamos Guadix y antes de comenzar el puerto de la Mora, nos encontramos la Venta del Molinillo, una venta de antaño, donde unos de sus platos típicos era esta carne que os presento.
La receta me la dio por casualidad mi compañera María, porque la hija del dueño de la venta era su vecina y cuidaba de su hija.
Es una receta todoterreno, que se adapta a todo tipo de carnes. Es muy rápida y fácil de hacer y su sabor ni te cuento. 


 

Ingredientes para 4 personas

-         500 o 600 gr de carne de cerdo (puede ser paletilla, jamón, lomo de cabeza, etc…).
-         1 cebolla.
-         3 dientes de ajo.
-         1 hoja de laurel.
-         1 vasito de vino blanco.
-         2 pimientos rojos secos.
-         Pimienta en grano.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.

En una cacerola ponemos un poco de aceite de oliva y freímos la carne troceada con el laurel, unos granos de pimienta y sal. Una vez frita la regamos con el vino y dejamos que hierva hasta que se evapore, después la cubrimos con agua y cocemos hasta que esté tierna y blandita.
En otra cazuela ponemos un poco de aceite, pochamos la cebolla troceada y los dientes de ajo pelados; cuando estén fritos añadimos los pimientos, sofreímos y añadimos un poco de caldo de cocer la carne. Dejamos cocer 5 minutos a fuego medio. Sacamos los pimientos, le retiramos la carne con ayuda de un cuchillo y la incorporamos a la cazuela (si no queremos quitar la carne a los pimientos, los trituramos enteros, pero después pasaremos la salsa por un chino o colador grueso). Trituramos todo y echamos la salsa sobre la carne. Dejamos hervir varios minutos, antes de servir.



 ¡ Buen provecho !

jueves, 7 de junio de 2012

Espirales de jamón y queso


Esta receta la descubrí en del blog de Islacris, que a su vez la copió del blog de Auro y ahora la he copiado yo.
Me gusta hacer recetas de masas, van bien en cualquier ocasión. Cuando la ví sabía que a mi hijo le encantarían. No es una receta complicada y el resultado es buenísimo en todos los sentidos.
Le podemos poner rellenos dulces, como mermeladas, cabello de angel, frutas escarchadas o salados como sobrasada y queso, atún y queso, roquefort y nueces, salami y queso rallado,etc… pero con jamón de york y queso están deliciosas.


Ingredientes para 4-6 personas

-         150 ml de leche.
-         50 gr de azúcar ( yo he puesto 25 gr)
-         70 gr de mantequilla.
-         1 sobre de levadura seca de panadero.
-         400 gr de harina  (puedes necesitar un poco más).
-         1 cucharadita de sal.
-         3 yemas de huevo.

Relleno:
-         250 gr de queso en lonchas.
-         250 gr de jamón de york.
-         Mantequilla fundida.
-         Huevo batido.

Calentamos un poco la leche con la mantequilla y el azúcar (yo he puesto menos cantidad de la indicada en la receta, ya que no me gusta la mezcla de dulce y salado, pero si los rellenamos de algo dulce, si habrá que ponerle la cantidad de azúcar recomendada).
En otro bol ponemos la harina y la levadura, mezclamos y añadimos poco a poco la leche y amasamos con la mano (si tenemos amasador mejor). Añadimos las yemas y la sal (si estuviera blanda le pondríamos más harina). Estará lista cuando deje de pegarse al bol y a nuestras manos.
Estiramos la masa  con un rodillo, formando un rectángulo. Con la mantequilla fundida pincelamos la masa y encima ponemos las lonchas de queso y jamón.
Enrollamos la masa, más bien apretada, cortamos rodajas de un dedo de grueso y las ponemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear, dejando un poco de espacio entre unas y otras. Dejamos reposar las espirales durante 2 horas en un lugar cálido (por ejemplo, dentro del horno apagado, claro).
Transcurrido el tiempo de reposo pintamos las espirales con huevo batido. Precalentamos el horno a 200º y horneamos durante 15 o 20 minutos.
Se comen templados.
Como salen muchas, las podemos congelar y en el momento de comerlas las horneamos unos minutos.


 ¡ Buen provecho !

domingo, 3 de junio de 2012

Macarons de vainilla rellenos de chocolate negro


Después de estas pequeñas vacaciones tenía pensado presentaros alguna receta tradicional, pero lo hago con un postre típico de Francia, los Macarons y el  motivo es que se lo debía a mi sobrina Alba, pues, ella, Javi y Berta me regalaron para mi santo un kit para macarons y estaban esperando que me recuperara para que les hiciera este delicioso postre. Pues bien lo prometido es deuda.
Esta receta es del libro que viene en el kit, más adelante probaremos con otros sabores y colores.
Para hacer esta receta no es necesario el kit de macarons, pero si os recomiendo que por lo menos tengáis el tapete de silicona con las marcas, porque si no es muy difícil que salgan dos iguales. La manga pastelera no es necesaria, podéis usar una bolsa, pero si la tenéis os facilita la labor.


Ingredientes para unas 30 unidades

-         280 gr de azúcar glas.
-         160 gr de almendras molidas.
-         3 claras de huevo.
-         1 pizca de sal.
-         50 gr de azúcar normal.
-         1 cucharada de azúcar avainillado.
-         125 gr de chocolate negro 70% de cacao.
-         100 ml de nata para montar.
-         Unas gotas de colorante (opcional).


Tamizamos el azúcar glas y la mezclamos bien con la almendra molida.
En un bol montamos las claras con unas varillas eléctricas, añadimos una pizca de sal, el colorante y poco a poco el azúcar normal y continuamos batiendo hasta conseguir un merengue espeso.
Añadimos la mitad del azúcar glas y almendras y movemos delicadamente con una espátula y movimientos envolventes de arriba abajo. Incorporamos el azúcar avainillado y el resto del azúcar glas y almendra y seguimos moviendo con delicadeza hasta que se mezcle todo.
Vertemos la mezcla en una manga postelera con una boquilla redonda y grande y formamos botones del mismo tamaño (para esta parte es aconsejable tener el tapete para macarons, ya que dispone de unas marcas y la masa no se expande). Dejamos reposar 30 o 40 minutos a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 150º y horneamos los macarons 20 o 25 minutos, hasta que resulten duros cuando los toquemos. Los retiramos del tapete y los dejamos enfriar y continuamos haciendo macarons con el resto de la masa.
Para el relleno, ponemos la nata en un cazo y cuando empiece a hervir la retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado, dejando reposar 1 minuto, después removemos hasta conseguir una mezcla homogénea. Dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que tenga una buena textura para untar y entonces rellenamos los macarons.


¡ Buen provecho !

viernes, 1 de junio de 2012

GRACIAS


Ya estoy de vuelta, aunque todavía en fase de recuperación, que va a ser larga y lenta, pero de vuelta y dispuesta a  enseñaros mis recetas. Primero quiero dar las gracias a todos los que se han preocupado por mí, a los que me han llamado y a los que solo se han acordado, pero sobre todo GRACIAS  a mi familia, a mi marido por su dedicación y comprensión, a mi hijo por su preocupación, a mis sobrinas por sus visitas, su ánimo, sus cuidados médicos y por el cuidado de mi hijo y como no, a mi HERMANA, sencillamente por todo y a mi cuñado por sus curas, cuidados médicos y mucho mas. Soy una afortunada por teneros a todos.
GRACIAS. Os quiero.