sábado, 3 de agosto de 2013

Helado de yogourt griego y azúcar invertido



Hacer helados es lo más fácil del mundo, de verdad. Digo esto ahora, después de varios intentos y todos desastrosos, no porque sea difícil de hacer, todo lo contrario, solo necesitas un poco de “cabeza” y no se te olvide que lo tienes en el congelador y cuando vayas a moverlo ya sea tarde y te encuentras con una verdadera piedra, salvando este pequeño trabajo, hacer helados es muy, muy fácil pero si tienes heladera, mejor que mejor, la garantía de éxito está asegurada.
Hacer helados caseros, con la garantía de saber los ingredientes que le pones y además del sabor que mas te guste, es una verdadera bendición al paladar.
Este verano le he tomado el gusto y ya he hecho de tres sabores diferentes, hoy os presento el primero, un helado de yogourt griego que le he copiado a Mª Jose del blog pasen y degusten,” que vergüenza le copio casi todo”, pero es un blog que me encanta y sus recetas muy ricas, tiene bastantes  helados, cual de todos mas rico. 


Cuando leáis en los ingredientes esto de azúcar invertido, mas de uno os preguntareis ¿azúcar que…? Pues si, invertido. Es un endulzante que hacemos en casa y  hace que los helados estén mas cremosos porque ayuda a que el agua no se cristalice y se formen cristales de hielo, o sea como un anticongelante, además endulza un 30% mas que el azúcar, por lo tanto pondremos menos cantidad, con el consiguiente ahorro en calorías.
También lo podemos usar para hacer bizcochos, panes y bollos, pues acelera la fermentación y retiene la humedad, haciendo que queden mas húmedos y duran mas tiempo tiernos.
Para hacer helados sustituimos un 25%  del azúcar por azúcar invertido.
Si queréis mas información sobre el azúcar invertido ver el blog de pasen y degusten y el blog olor a hierba buena.
Si no queréis hacer el azúcar invertido no es necesario, el helado os saldrá, pero no estará tan cremoso.
Con esta doble receta me voy de vacaciones hasta septiembre  ¡que disfruteis haciendo helados!  yo estaré en la playa :)





Ingredientes para el helado

-         100 ml de leche.
-         150 gr de azúcar (yo puse 115gr de azúcar normal y 35 gr de azúcar invertido).
-         50 gr de leche en polvo.
-         500 gr de yogourt griego.

Calentamos sin que llegue a hervir la leche, leche en polvo y el azúcar. Dejamos enfriar, añadimos el yogourt y mezclamos bien. Ponemos la mezcla en un recipiente con tapa y dejamos en el congelador 1 hora, transcurrido el tiempo lo sacamos, mezclamos todo y lo volvemos a congelar otra hora y hacemos lo mismo 2 o 3 veces mas.





Ingredientes para el azúcar invertido

-         150 ml de agua mineral.
-         350 gr. de azúcar normal.
-         1 sobre (doble) de gasificante ( gaseosa el tigre de toda la vida). La marca mercadonna los comercializa con el nombre de litines o gasificante, y hay que poner los dos sobres, el blanco y el morado.

En un cazo calentamos el agua y cuando empiece a hervir, añadimos el azúcar y removemos hasta que se disuelva, seguidamente añadimos el sobre blanco y removemos. Apartamos del fuego y añadimos el sobre morado, empezará a subir con espuma, pues seguimos moviendo hasta que ésta desaparezca y tengamos el líquido homogéneo.
Ponemos la mezcla en un bote limpio de cristal y cuando esté frío guardamos en el frigorífico.
Dura hasta un año.



 ¡ Buen provecho!