miércoles, 25 de mayo de 2016

Conejo de campo con salsa campesina

Después de una semana de parón por culpa del ordenador, os traigo una receta muy clásica.
Tengo que confesar que la carne de conejo no está entre mis favoritas, aunque suelo comer muy poca carne, la de conejo no es la suelo comprar, pero si me regalan un conejo, lo que toca es cocinarlo y comérselo y si es con amigos mejor que mejor.
Esta receta es del libro que os indique en la receta de los canelones de carne y jamón, una joya de libro.



Ingredientes para 4 personas

-      1 conejo de aprox  800 gr.
-      El hígado del conejo.
-      1 cebolla grande (250 gr).
-      1 cabeza de ajos.
-      Unas ramitas de perejil.
-      2 hojas de laurel.
-      Una ramita de tomillo.
-      100 ml de aceite de oliva.
-      Sal.



En una cacerola ponemos el aceite de oliva y sofreímos la cebolla picada, los dientes de ajo pelados y enteros (reservamos 1 diente hermoso crudo) y 2 hojas de laurel, antes de que tome color la cebolla, añadimos el hígado y el conejo troceado y salado.
Rehogamos primero a fuego fuerte para sellar la carne y después a fuego lento durante ½ hora. Retiramos el hígado y lo reservamos.
Añadimos agua hasta cubrir la carne, la ramita de tomillo y un pelín  de sal. Dejamos cocer hasta que esté tierno.
En el mortero machacamos el diente de ajo crudo que habíamos reservado, el hígado del conejo frito y unas ramitas de perejil picado. Añadimos este majado al conejo, dejamos hervir un ratito, rectificamos de sal y apartamos.


¡ Buen provecho !

jueves, 12 de mayo de 2016

Baozis o pequeños bollitos chinos

Yo no sé que tienen estos bollitos, pero mi hijo y mi sobrina Berta se pierden por ellos. No entienden una comida china sin estos bollitos. Lógicamente una madre, en ese afán de comida sana, o por lo menos más sana que la de los restaurantes, comencé a mirar recetas por la web y  mira por donde en ese momento me encontré con esta fantástica receta que acabada de publicar mi amiga Maria del bog cosicas dulces y alguna salada.
Al principio no me pareció nada sencilla, la tuve que leer varias veces, hasta que decidí hacerla y salir de la duda de la dificultad.
En realidad es una receta para nada complicada, aunque lleva sus pasos y una buena cantidad de ingredientes, pero el resultado, muy superior al esperado, sencillamente delicioso y lo mejor de todo, a Jesús y a Berta les encantaron.
El baozi es un tipo de bollo de pan relleno y cocido al vapor. Se puede rellenar de carne picada o de vegetales y se sirve con cualquier plato de la gastronomía china, incluso para desayunar.





Ingredientes
-         3 cucharadas soperas de manteca de cerdo derretida.
-         190 ml de agua templada.
-         200 gr de harina de trigo.
-         200 gr de maizena.
-         1 cucharadita y media de levadura roya.
-         2 cucharaditas de levadura seca de panaderia.
-         3 cucharadas de azúcar (yo solo puse 2).
-         1 cucharadita de sal.
-         50 ml de agua muy fría.

-         Hojas de limonero (opcional).



Para el relleno:
-         300 gr de carne picada de pollo o cerdo.
-         2 cebolletas picadas.
-         3 setas shiitake o boletus o cualquier otra seta, picadas.
-         2 dientes de ajo picados.
-         1 cucharada de salsa de ostras.
-         2 cucharadas de salsa de soja.
-         1 cucharadita de jengibre fresco rallado (yo lo puse en polvo).
-         1 cucharada de vino de arroz o de jerez seco (yo puse vino blanco).
-         1 cucharadita de azúcar.
-         ½ cucharada de aceite de girasol.

-         Salsa de soja.


Mezclamos todos los ingredientes del relleno y los dejamos reposar en el frigo mientras hacemos la masa. Cuanto más tiempo la tengamos reposando, más sabor cogerá la carne.
La masa la podemos preparar a mano o en panificadora, en el programa de masa para pasta. Ponemos los ingredientes en la cubeta en el siguiente orden, la manteca de cerdo, el agua templada, las harinas, las levaduras, el azúcar y la sal. Cuando se hayan integrado todos los ingredientes, unos 6 u 8 minutos, añadimos el agua fría de golpe. Ponemos la masa en un bol tapado con film y la dejamos reposar 30 minutos, en un lugar cálido y sin corrientes de aire.
Si la hacemos a mano mezclamos todos ingredientes en el mismo orden y amasamos a mano hasta que tengamos una masa fina y elástica.




Pasado el tiempo de reposo, ponemos la masa en la encimera o mesa y la amasamos para quitar el aire.
Hacemos porciones de 40 gr y le damos forma de bolita. Aplanamos una a una con las manos, haciendo una tortita del tamaño de la palma, ponemos dentro una cucharadita de la carne aliñada y cerramos pellizcando con los dedos para sellarlos bien.
Los colocamos en una bandeja y los dejamos reposar 20 minutos. Pasado el tiempo los ponemos en la vaporera, sobre papel de horno o sobre hojas de plátano o sobre hojas de limonero, que son mas fáciles de conseguir y le dan un sabor cítrico muy rico, para impedir que se peguen.
Los mantenemos en la vaporera 20 minutos, apagamos el fuego y los dejamos 5 minutos más, hasta que veamos que están firmes y brillantes e incluso empiezan a abrirse ligeramente.
Servir calientes con salsa de soja.
Se pueden recalentar en el microondas e incluso los podemos congelar.



¡ Buen provecho ¡

viernes, 6 de mayo de 2016

Mousse ligera de fresas

Estamos en plena temporada de fresas y aunque las encontramos casi todo el año, ahora están bien rojas, maduras y sabrosas, ideales para hacer cualquier postre con ellas, con la garantía de que saldrá bien rico.
Con esta receta no tendremos remordimientos, pues es bastante light, ideal para los que han empezado con la operación bikini. No lleva azúcar, solo la que aporta la gelatina y la fruta.
La receta es de Su del blog webos fritos.




Ingredientes para 4 personas

-      1 sobre de gelatina de fresas.
-      200 gr de fresas.
-      1 yogourt bio natural.
-      Fresas para decorar.




Hacemos el sobre de gelatina con la mitad de agua que indique el fabricante. Dejamos reposar en un bol, hasta que cuaje un poco, sobre 1 hora.
Trituramos las fresas con el yogourt y reservamos.
Batimos la gelatina con unas varillas, para romperla, que le entre aire y que haga burbujas, cuando haya doblado su volumen y tenga un aspecto cremoso le añadimos las fresas con el yogourt que teníamos reservados y seguimos batiendo durante 1 minuto.
Servimos en copas y dejamos en el frigo 1 hora.






¡ Buen provecho !