jueves, 26 de enero de 2017

Patatas en ajopollo

Si la semana pasada os dije que la olla de trigo es muy típica de Almería, pues no os digo “na” de estas patatas en ajopollo, que como dice el dicho "otra vez papas en ajopollo, sin ajo y sin pollo" aunque esto no es del todo cierto, porque ajo si que llevan.
Es un plato de pobres, de casas humildes, de época de penurias, que bien podría estar en la carta de algunos restaurantes, pero no la han llegado a incluir dentro de los guisos tradicionales, sin embargo no hay casa en Almería donde no la conozcan o no la cocinen desde tiempos inmemoriales.




Como todos los guisos, se le añadía el ingrediente que había en la zona, por ejemplo en la costa se le ponía unos trocitos de pintarroja y en las zonas de interior se le ponía huevo, pero eso hablando de las casas con más poderío, porque en las casas más pobres se comían solas.
Es un plato que admite muchas modificaciones y así que pueda estar a la altura de la cocina moderna, si por ejemplo hacemos un fumet con cabeza de rape o de gambas y cocemos las patatas en él y después le añadimos las rodajas de rape y los cuerpos de las gambas, lo convertimos en un plato de lujo y digno de la carta de los mejores restaurantes.
Yo sigo la tradición y hago este guiso de patatas como se hacía antaño  y os garantizo que está delicioso y que bien sienta con estos fríos.




Ingredientes para 4 personas

-          1 k de patatas (salen 4 raciones normales, podéis poner algo más).
-          4 o 6  dientes de ajo.
-          3 o 4 rebanas de pan de 1 cm.
-          3 cucharadas de almendras.
-          Una pizca de cominos.
-          Pimienta en grano.
-          Sal.
-          Aceite de oliva.
-          Azafrán (colorante).




Ponemos a cocer las patatas troceadas, como para cualquier guiso, en una olla bien cubierta de agua fría. A media cocción añadimos un poco de colorante.
En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, freímos 3 dientes de ajo, el pan y las almendras.
En el mortero machacamos los cominos, varios granos de pimienta, el ajo crudo, el ajo frito, las almendras y el pan, que previamente ponemos en remojo para machacarlo mejor, lo desleímos con un poco de agua  y todo esto lo añadimos a las patatas, cuando estén casi blandas, dejamos que hierva  un poco más y rectificamos de sal, unos minutos antes de apártalas, escalfamos un huevo por persona, tapamos y dejamos que se haga el huevo con el calor del guiso.




¡ Buen provecho !                                     

miércoles, 18 de enero de 2017

Olla de trigo de Almería

Junto con la berza, esta olla de trigo es uno de los potajes mas típicos de Almería. Un guiso contundente y delicioso, que apetece en días muy fríos como estos.
Si no encuentras el trigo, lo puedes hacer con trigo precocido, aunque el sabor no es el mismo, el  guiso queda bueno.
El trigo es un cereal con múltiples propiedades, y aunque este guiso tiene bastante grasa, en días de frío como hoy creo que nos lo podemos permitir. En el blog puedes encontrar también una riquísima ensalada con este cereal.



Ingredientes para 4-6 personas.

-      175 gr de judías blancas.
-      175 gr de garbanzos.
-      250 gr de trigo.
-      2 trozos de morcilla.
-      300 gr de costilla fresca.
-      1 espinazo fresco y rabo.
-      ½  pata .
-      1 trozo de pollo.
-      150 gr de tocino.
-      Unos 250 gr de patatas.
-      150 o 200 gr de cardos.
-      Un manojito de hinojos, unos 175 gramos.


Hemos tenido las legumbres en remojo la noche anterior.
Si el trigo es precocido lo añadimos con las patatas, pues su cocción es de 10 minutos. Si es trigo normal, lo pondremos en un cazo cubierto de agua, lo cocemos a fuego medio unos 20 o 30 minutos y lo dejamos reposar toda la noche.
Ponemos en el fuego una olla amplia con agua, añadimos las judías, la costilla, el espinazo, la pata de cerdo, el pollo y el tocino, cuando el agua esté caliente ponemos los garbanzos. Dejamos cocer a fuego medio 1 hora o un poco más, le iremos quitando la espuma que se vaya formando, que le da mal aspecto y mal sabor. Después de este tiempo añadimos el trigo, los cardos y los hinojos troceados, dejamos cocer unos 30 o 40 minutos más, después añadimos las patatas troceadas y cuando estén  casi blandas la morcilla.


¡ Buen provecho !


jueves, 12 de enero de 2017

Cardos con almendras


El cardo de la familia de las alcachofas, es una verdura de otoño-invierno, con la que podemos hacer gran variedad de platos. Lo mas habitual es tomarlos cocidos con aceite y sal o con una bechamel ligera. Es una verdura que me encanta y en el blog podéis encontrar varias recetas con ellos, potaje antiguo, cocido o cardos con gambas.
La receta de hoy es muy tradicional y en algunas regiones es habitual en las comidas navideñas.
Nutricionalmente los cardos destacan por ser un gran protector de nuestro hígado, la cianina que contiene estimula la secreción de bilis, mejorando así la digestión.



Ingredientes para 4 personas

- 800 gr o 1k de cardos.
- 125 gr de almendras crudas y peladas.
- 4 dientes de ajo.
- Aceite de oliva.
- 1 limón.
- agua de cocer los cardos.
- 1 cucharada de harina (opcional). Yo no la pongo.
- Sal.


Comenzamos limpiando los cardos de pieles  y nervios, los troceamos y ponemos a cocer en una olla con sal y un poco de zumo de limón, hasta que estén blandos.
En el mortero machacamos muy bien dos de los dientes de ajo y las almendras, reservando unas cuantas enteras.
En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos los otros dos dientes de ajo, en láminas, las almendras enteras que habíamos reservado y las almendres y los ajos machacados, damos unas vueltas y si vamos a poner la harina ahora es el momento, añadimos poco a poco caldo de cocer los cardos hasta que tengamos una salsa ligera, incorporamos los cardos, rectificamos de sal y dejamos cocer 5 minutos.


¡ Buen provecho ! 

miércoles, 4 de enero de 2017

Abeto de hojaldre

¡Feliz Año para todos!
Aunque la costumbre de los roscones de reyes esta cada vez más de moda, siempre quedamos algunos detractores de este tradicional dulce navideño.
Así que te doy la opción de hacer tu propio roscón, que no es nada complicado, solo que lleva su tiempo o la opción más rápida, fácil y vistosa de hacer este abeto de hojaldre.



Ingredientes

- 1 plancha de hojaldre.
- 1 bote de nocilla.
- 100 gr de frutos secos: nueces, pistachos, almendras, avellanas ( yo puse almendras y avellanas).
- 1 huevo para pintar la masa.
- Bolitas para decorar.


Comenzamos cuadrando la plancha de hojaldre. Con ayuda de una brocheta o  algo que nos sirva de guía, marcamos suavemente, desde uno de los extremos, la forma de un abeto, o sea un triangulo. En la parte mas ancha marcamos lo que será el tronco de nuestro abeto y cortaremos a los lados 2 triángulos mas pequeños.
En la masa, que se nos queda a los lados del triangulo, hacemos cortes, justo al filo que habíamos marcado.


Untamos el triangulo central con la nocilla un poco blanda, si es necesario la ponemos un poco en le microondas y encima los frutos secos picados o troceados.


Cerramos el hojaldre cruzando las tiras de los lados.


Con las sobras de hojaldre y un cortapasta en forma de estrella, cortamos 3 estrellas y las ponemos unas sobre otras, pegándolas con huevo batido, para que quede en relieve.


En el trozo que hemos dejado de tronco, ponemos unos pocos de frutos secos y los 
aplastamos  para que se peguen.
Pintamos con huevo batido el hojaldre y lo adornamos.


Horneamos a 200ºC  con el horno previamente caliente, hasta que esté dorado, unos 20 o 30 minutos, dependerá de tu horno.



¡ Buen provecho !