lunes, 6 de mayo de 2013

Tarta de Santiago


Esta tarta tradicional de la cocina gallega no debe faltar en tu recetario. Está echa a base de almendras, azúcar y huevos a partes iguales, la autentica tarta de Santiago nunca lleva harina, excepto si la haces con base.
Al parecer su origen se remonta a 1577 durante una visita de D. Juan de Portocarrero a la universidad de Santiago, por entonces de le denominaba “Torta real” aunque parece ser que no era exactamente igual. La primera receta fiable se remonta a 1838 en el libro “Cuaderno de confitería” de Luis Bartolomé de Leybar  con el nombre de “Tarta de almendra”. Curiosamente Galicia no es tierra donde abunden los almendros y su repostería es rica en postres con este fruto.
La receta que yo hago es la forma mas fácil de cocinar la tarta de santiago, porque esta tarta tiene 2 maneras de hacerse, como yo la he hecho, con la masa directamente en el molde y con una base o forro de pasta brisa o quebrada o también de hojaldre. No es una tarta precisamente barata, si no dispones de almendras, como es mi caso, pero te aseguro que esta tarta si la haces, la repites, es deliciosa, con un sabor marcado a almendras y huevo. Su textura es esponjosa y granulada, tal y como lo dice el B.O.E de 22 de marzo 2006, donde esta tarta entró en el registro de Indicación Geográfica Protegida, además aparece la receta original en sus dos versiones. Esta tarta se termina con azúcar glas sobre la silueta de La Cruz del Apóstol Santiago.
Aunque yo cuando la he hecho he batido los huevos con el azúcar y después he añadido la almendra, en la receta original no se hace así y la masa no debe quedar esponjosa, entonces se mezcla la almendra con el azúcar, y se le añaden los huevos.





Ingredientes

-         250 gr de almendras molidas.
-         250 gr de azúcar.
-         5 huevos.
-         Ralladura de limón.
-         ½ cucharadita de canela.
-         Azúcar glas para decorar.

Precalentar el horno a 180ºC.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen, añadimos con movimientos suaves la almendra triturada muy fina, la ralladura de limón y la canela, aunque como indico en el comentario este paso es opcional y podemos mezclar la almendra con el azúcar, añadir los huevos y mezclar todo. Ponemos la mezcla en un molde engrasado (a ser posible redondo y desmoldable de unos 22 cm, pues no debe quedar muy alta) y horneamos 20 o 30 minutos a 180º C. Desmoldamos cuando esté fría y espolvoreamos con azúcar glas sobre la platilla de la Cruz de Santiago.


 ¡ Buen provecho !

2 comentarios:

  1. Hola preciosa!!
    Qué maravilla, hace tiempo que tengo ganas de hacerla, porque el sabor de las almendras en los postres me encanta, tengo que probarla,además la información es muy buena!
    Disculpa por pasarme tan tarde, pero me cambiaron las prácticas de la universidad y ahora las hago en la tarde, así que ahora que aquí es de noche, me pongo al día... o lo intento!
    Un besito grande y feliz semana!

    ResponderEliminar
  2. Hola Maria José, esta es una de las recetas que tengo pendiente, me quedo tu receta que se, que es de confianza. Un beso guapa.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, por tu tiempo y sobre todo gracias por tus comentarios. Me gusta leer tus palabras, me animan a seguir adelante.
No participo en cadenas de premios, el mejor premio es tu visita y tus comentarios. Gracias por pensar en mi y gracias por estar ahí.
Si quieres contactar conmigo aquí tienes mi correo, te responderé encantada mafefa63@gmail.com