domingo, 4 de diciembre de 2016

Galletas para tu mascota

Esta semana he faltado a la cita semanal, pero el motivo lo requería.
El ayer fue la inauguración de la clínica veterinaria de mi  sobrina Berta y entre comidas de trabajo y hornear tantas galletas no tuve tiempo de subir ninguna receta. Pero prometo ponerme al día y empezar con los menús Navideños que muchos de vosotros ya me estáis pidiendo.
La receta que traigo, propia para este evento, está pensada para paladares caninos muy exigentes, pero te las puedes comer tú, sin ningún problema. A mi perra, Fauna, le encantan y a mí también.
A partir de la semana que viene intentaré subir dos o tres recetas semanales para la Navidad, que se nos echa el tiempo encima…



Ingredientes  (con el molde pequeño, de 4 cm, salen unas 100 galletas)
- 200 gr de harina blanca o integral (yo he puesto la mitad de cada una).
- 50 gr de harina de maíz (maicena).
- 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 100 ml de caldo de pollo (puede ser avecrem).
-1/2 cucharadita de sal en escamas o sal gruesa.



Ponemos las harinas en un bol y las mezclamos. Añadimos la mantequilla troceada, caldo de pollo y la sal. Mezclamos todo hasta conseguir una masa que no se nos pegue en las manos (no necesita más harina).
Hacemos una bola y las dejamos reposar en el frigo ½ hora.
Ponemos un poco de harina sobre la superficie de trabajo y con la ayuda de un rodillo estiramos la masa hasta dejarla aproximadamente de 4 mm. Cortamos con el cortapasta elegido y las ponemos en la bandeja del horno forrada con papel de hornear.
Horneamos unos 15 minutos a 180ºC, con el horno previamente caliente.







¡Buen provecho! 

jueves, 24 de noviembre de 2016

Tarta salada de jamón, queso y tortitas

Hoy traigo una receta sencilla, vistosa y sobre todo rica, pensada para los neófitos en la cocina.
Aunque los ingredientes sean bastante sencillos, no la descartéis para una buena comida o cena. Para los jóvenes, que todavía no se atreven  a comer de todo, es un éxito, no te pondrán ninguna pega.
La receta es de Jose del blog Aisha Kandisha.


Ingredientes para 6 - 8 personas

-      250 gr de jamón de york en lonchas.
-      250 gr de queso en lonchas, el que mas te guste.
-      60 gr de cebolla.
-      100 ml de leche.
-      30 gr de mantequilla o aceite de oliva.
-      200 gr. de nata para cocinar.
-      10 tortitas mejicanas.
-      180 gr de queso rallado, mezcla de 4 quesos.
-      Queso filadelphia.
-      Una pizca de nuez moscada.



Picamos en la picadora el jamón de york, sacamos y reservamos.
Picamos también el queso en lonchas y reservamos.
Si queremos picamos también la cebolla, o lo hacemos a mano en trocitos muy pequeños.
En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreímos la cebolla, hasta que esté blandita, añadimos la leche, la nata y la nuez moscada y dejamos que cueza unos minutos. Incorporamos el jamón y queso triturados y 100 gr del queso rallado, mezclamos todo y apartamos. Dejamos templar un poco la masa.


En una fuente de horno engrasada con un poco de aceite vamos colocando tortitas de maiz y sobre ellas 2 cucharadas bien llenas de relleno, extendemos bien y ponemos otra tortita, así sucesivamente hasta terminarlas, la última capa será una tortita.
Cubrimos la superficie y los laterales con el queso philadelphia y espolvoreamos con el queso rallado restante.
Gratinamos unos minutos y listo.

antes de gratinarlo

¡ Buen provecho !


jueves, 17 de noviembre de 2016

Ensalada de berenjena y salmón

Me he comido esta ensalada varias veces, sin tener en cuenta la época del año, si es verano o invierno o si es la temporada de esta verdura o no. Como podemos  disfrutar de ella durante todo el año, te propongo que vayas teniendo en cuenta, las fechas que se avecinan y no descartes hacerla para una buena comida. Una ensalada  muy rica y resultona.

Recordar que el sésamo tiene muchas propiedades medicinales, el más importante es el aporte de hierro, ayudando a prevenir las anemias ferropénicas ( si lo tomamos triturado). Después de la soja es la semilla con mayor contenido en lecitina, que ayuda a reducir los niveles de colesterol. Su alto contenido en calcio ayuda a prevenir la osteoporosis y rico en vitaminas E y B, esta ultima  ayuda a fortalecer las unas y el pelo.


Ingredientes para 4 personas

- 1 berenjena hermosa o 2 pequeñas.
- 1 yogourt  cremoso.
- Cebollino ( yo no lo puse).
-Semillas de sésamo ( yo lo puse negro, pero puede ser blanco).
- Aceite de oliva.
- Sal, pimienta  y jengibre.



Pelamos la berenjena y la hacemos rodajas a lo largo y las rodajas las hacemos bastoncitos. Las ponemos en un escurridor, espolvoreamos de sal y dejamos reposar para que vayan soltando el jugo amargo. Las lavamos y secamos.
En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos las berenjenas, añadimos sal, pimienta y las dejamos hacer hasta que estén blanditas, espolvoreamos con un poco de sésamo, dejamos tostar un poco y las apartamos.
Hacemos la salsa, mezclando el yogourt con el cebollino muy picado, sal, aceite de oliva y un poco de jengibre rallado.
Cortamos el salmón en tiras, más o menos como las berenjenas y montamos el plato con un aro. Alternamos capas de berenjena y salmón y encima ponemos la salsa de yogourt.




¡ Buen provecho !

jueves, 10 de noviembre de 2016

Hojas de acelga rellenas

Aunque encontramos acelgas en el mercado durante todo el año, la temporada empieza con el frío y las podemos disfrutar hasta la primavera.
Una verdura modesta y humilde que esconde muchas propiedades y consumiéndola en temporada la tenemos repleta de nutrientes,  son muy ricas en folatos, potasio, magnesio, hierro, yodo y vitamina C si se toma cruda.
En cocina la podemos consumir igual que las espinacas, en guisos, sopas y cremas, rehogadas, hervidas con patatas, para rellenos de empanadas, rellenas, etc…



Más de una vez os he contado que las acelgas me gustan más que las espinacas y para muestra, estas son las 14 recetas con acelgas que puedes encontrar en el blog, y aunque se pueden hacer con espinacas, yo casi siempre las sustituyo por acelgas:

Sopas y guisos:

Otras preparaciones

Y las que quedan…


Ingredientes para 4 personas

- 8 o 10 hojas de acelga (mejor 10 por si alguna se rompe).
- 300 gr de carne picada de cerdo o mezcla con ternera.
- 75 gr de bacon.
- 1 cebolla pequeña.
- 75 gr de queso rallado (el que más te guste, mozarella, oveja, cheddar…).
- 1 cucharada de harina bien colmada.
- 250 ml de leche.
- Aceite de oliva.
- sal.

Para la bechamel

- 2 cucharadas de aceite de oliva ( o mantequilla).
- 1 cucharada de harina.
- 250 ml de leche.
- sal y pimienta.
- Queso rallado para gratinar.



Comenzamos limpiando las acelgas, le quitamos el tronco, que usaremos para otra preparación y a las hojas le quitamos parte del tallo central (ver el paso a paso al final de la receta). Las lavamos con cuidado.
Ponemos una olla con abundante agua a calentar, cuando empiece a hervir metemos las hojas de acelga 1 minuto o algo mas, la sacamos y las metemos en un bol con agua bien fría, así paramos la cocción. Las dejamos escurrir sobre un paño de cocina. Esta operación la hacemos de una en una o de dos en dos, si las metemos todas en la olla, se nos romperán al sacarlas.
En una sartén ponemos un fondo de aceite de oliva y sofreímos la cebolla bien picadita, añadimos la carne picada, el bacon, un poco de sal y freímos todo. Una vez frita la carne añadimos la cucharada de harina y removemos para que se sofría un poco, incorporamos la leche, removemos bien y dejamos cocer unos minutos. Echamos el queso rallado y mezclamos todo hasta que el queso de funda. Retiramos.
Ponemos una cucharada generosa sobre cada hoja de acelga y cerramos haciendo un paquete. Ponemos los rollitos en una fuente de horno.



En otra sartén hacemos la bechamel. Ponemos el aceite, una vez caliente añadimos la cucharada de harina, sofreímos, ponemos la leche y no paramos de mover hasta que esté bien fina y empiece a espesar. Dejamos cocer 10 minutos a fuego moderado, añadimos sal y pimienta. Cuando esté lista la echamos sobre los rollitos, cubrimos con queso rallado y gratinamos.
Aunque no son  difíciles, he intentado hacer un paso a paso, espero que os sirva.




¡ Buen provecho !

jueves, 3 de noviembre de 2016

Cebolla confitada y cebolla caramelizada

Hoy os traigo otra receta básica, igual que el caramelo líquido. Se avecinan fechas de celebraciones y tanto la anterior como ésta, son recetas que nunca está de más tener en nuestra nevera.
Para algunos estos términos pueden parecer iguales, pero no es así, nada más lejos…La cebolla confitada, es la que se cocina a fuego lento en aceite de oliva solamente y la cebolla caramelizada igual, pero con azúcar y poco de vinagre o vino dulce. Hay quien le da el toque dulce con caramelo liquido, pero yo le pongo azúcar moreno.
Es un complemento ideal para hacer tostas, con queso de cabra, con sobrasada, etc…para rellenos, ensaladas, quiches…



Ingredientes para la cebolla confitada

- ½ k de cebollas.
- 50 ml de aceite de oliva.
- sal.
 
cebolla confitada

Picamos la cebolla en trocitos o en juliana, como a mi me gusta.
Ponemos una sartén en el fuego con el aceite y cuando esté un pelín caliente, añadimos la cebolla, un poco de sal y dejamos que se haga a fuego lento, hasta que esté blandita, por lo menos ½ hora o mas. Moveremos de vez en cuando, para que no se nos queme.
La guardamos en el frigo en un tuper, nos aguantará bastante tiempo.

cebolla caramelizada

Ingredientes para la cebolla caramelizada

- 500 gr de cebollas.
- 2 cucharadas de azúcar moreno o una cucharada de caramelo líquido.
- 2 cucharadas de vinagre o vino dulce.
- Aceite de oliva.
- Sal.



Picamos la cebolla como mas nos guste, yo la hago juliana.
En una sartén ponemos el aceite de oliva y cuando esté un poco caliente, añadimos la cebolla y un poco de sal, la dejamos hacer a fuego lento y tapada unos 10 minutos. Destapamos de vez en cuando y movemos. Pasado el tiempo, destapamos y cuando la cebolla esté transparente  añadimos el azúcar moreno y dejamos cocer unos 20 minutos, hasta que empiece a agarrarse, ponemos entonces el vinagre y dejamos cocer unos 5 o 7 minutos.
Guardamos en un tuper en el frigo.





¡ Buen provecho !

jueves, 27 de octubre de 2016

Cheesecake de membrillo

El final del verano, llegó y tu  partirás… esta canción del duo dinámico delata que ya tengo algunos años, ja,ja,ja. Nada mas y nada menos que 53 años que cumplo hoy, si,si, hoy es mi cumpleaños. 
Pero la realidad es que el verano cronológico ha llegado a su fin y aunque empieza a notarse el cambio de temperatura a primeras horas de la mañana, en Almería todavía podemos disfrutar de algunos días de playa.
Hace unos días pude disfrutar de un buen fin de semana en San Jose, en casa de mi compañera Adela y en compañía de buenos amigos.
Como es natural llevé algo de comer, una empanada de berenjenas y esta riquísima tarta mousse de queso y membrillo, que había hecho en varias ocasiones pero nunca fue fotografiada.
Ha sido una buena despedida de la temporada de playa, en compañía de buenos amigos y buena comida.


Esta tarta, que me gusta mas llamarla mousse de membrillo que cheesecake, me la enseñaron en una demostración de cocina de la marca Lekúe, que nos hizo el cocinero granadino Javier Vilchez, me gustó tanto que nada más terminar el curso la hice en casa y ya la he hecho en varias ocasiones. Es del mismo tipo de tarta de la de leche merengada y de la de limón, una mousse ligera y esponjosa, el tipo de tartas que a mí me gusta ni muy dulce ni muy densa. Un bocado divino.



Ingredientes para una tarta de 18 cm ( para 6 u 8 porciones)

- 100 gr de galletas digestive o maría.
- 50 gr de mantequilla.
- 250 ml de nata para montar (35%MG).
- 125 gr de queso mascarpone o philadelphia.
- 2 hojas de gelatina.
- 100 gr de membrillo del mio.

Para la cobertura

-200 gr de membrillo.
- 1 hoja de gelatina.


Comenzamos triturando las galletas en un robot de cocina o poniéndolas en una bolsa y aplastándolas con el rodillo.
Derretimos la mantequilla en el microondas y la añadimos a las galletas trituradas, mezclamos bien y con esta mezcla forramos el fondo de nuestro molde, con la ayuda de una cuchara la aplastamos bien, nivelando la superficie y sellando bien los bordes.
Montamos la nata con varillas eléctricas, con la nata bien fría y con cuidado de no pasarte de tiempo, porque la harás mantequilla, preferible que la dejes semimontada.
Batimos un poco el queso, que habremos sacado del frigo un rato antes, para que no esté tan duro y lo mezclamos con la nata montada, con movimientos suaves.
Hidratamos la gelatina en agua fría. Calentamos dos cucharadas de leche, en un vaso y añadimos la gelatina bien hidratada y escurrida, disolvemos bien todo y añadimos a la nata y el queso, junto con el membrillo hecho trocitos pequeños. Mezclamos todo suavemente.


Vertemos la crema sobre la base de galletas y dejamos en el frigo como mínimo 4 o 5 horas o mejor toda la noche.
Para la cobertura, calentamos el membrillo hasta que tenga una consistencia cremosa, si es necesario le añadimos un pelin de agua. Hidratamos la gelatina y la añadimos al membrillo caliente para que se disuelva bien y cubrimos la crema de queso que debe estar fría. Dejamos en el frigo hasta que cuaje la cobertura.



¡ Buen provecho !


miércoles, 19 de octubre de 2016

Ensalada de escarola y granada y mi lucha contra el cancer

Hoy es el día mundial de la lucha contra el cáncer de mama, algo que vengo recordando en este blog desde el año 2012, cuando fui operada. Hasta entonces, estaba ajena a este problema, te crees que a ti no te va a tocar nunca, hasta que te llega y  como dice el lema de este año de la AECC “el cáncer de mama no avisa, pero podemos adelantarnos” y este es mi consejo: cuídate, revísate, adelántate y prevé, pues en la prevención está la vida.
Y no me canso de decir lo beneficiosa que es la alimentación en esta enfermedad, así que hoy traigo una ensalada muy saludable. Desde luego que la podemos hacer un poco más atractiva añadiéndole más ingredientes, pero así, es como a mi me gusta y como yo me la como. Lo demás lo dejo a vuestro gusto.




La escarola es un vegetal con múltiples propiedades medicinales, los griegos, egipcios y romanos ya las conocían. Su alto contenido en agua hacen que sea muy saciante y tenga pocas calorías. Diurética, depurativa y muy digestiva por su contenido en intibina ( lo que le da ese sabor amargo). Entre sus multiples propiedades destacamos que es antioxidante, por su contenido en vitamina C, contiene potasio y magnesio, es la verdura junto con las espinacas que mas ácido fólico contiene y muy rica en Betacarotenos, importante para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.
Y de la granada que os voy a contar, que es una de  las frutas más rica en antioxidantes, gracias a su contenido en antocianinas,  polifenoles, taninos y ácidos como el cítrico o el elegiaco. No dejes este otoño de consumirlas, son muy beneficiosas para nuestra salud.




Ingredientes para 4 personas

- 1 escarola de hoja rizada o lisa.
- 1 granada.
- Sal, aceite de oliva y vinagre.




Troceamos la escarola, la lavamos y dejamos escurrir.
Sacamos los granos a la granada como tengamos costumbre, a mano uno a uno (como yo lo hago) o dando golpecitos a la piel de la fruta, con una cuchara para que los granos de suelten.
Ponemos la escarola escurrida en una ensaladera, aliñamos en un poco de sal, un chorrito de aceite de oliva y unas gotas de  vinagre, movemos bien y ponemos encima los granos de la granada. 
Lista para comer. Sana y muy saludable.



¡ Buen provecho !