jueves, 7 de diciembre de 2017

Nevaditos

Se acerca la hora de comprar mantecados, polvorones y turrones aunque los supermercados ya los tienen desde hace semanas, yo los compro un poco mas cercana la Navidad, aunque comprar, comprar…no diría yo eso, porque lo único que suelo comprar es alguna  tableta de turrón o  torta imperial, de mantecados nada de nada, solo me los como yo y poco por tradición y obligación. Así que es raro que los compre, pero si me gusta hacer  alguna que otra receta de turrón o mantecados.

Esta receta de mi amiga Chusa, es buenísima, mas fácil imposible y están ricos, riquísimos.





Ingredientes

- 250 gr de harina de repostería.
- 100 gr de manteca de cerdo  temperatura ambiente.
- 50 ml de vino blanco.
- 1 cucharada de azúcar.
- Una pizca de sal.
- Azúcar glass.
-125 gr de chocolate postres.
- Un poco de nata líquida.




Precalentamos el horno a 180ºC.

Ponemos la manteca en un bol con el azúcar. Si la manteca estuviera a punto de pomada mezclamos bien con el azúcar, pero ahora en invierno es difícil que esté blanda, asi que no nos quedará otra que amasar con las manos y la manteca se ablandará. Cuando esté blanda y bien mezclada con el azúcar, incorporamos el vino poco a poco y después la harina. Trabajamos la masa hasta esté flexible y suave.

Tapamos con films y dejamos reposar en el frigo unos 10 minutos. Si en tu cocina hace frio lo mismo no es necesario.



Estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla de 1 ½ cm de grosor. Con un cortapastas o con un vaso pequeño, cortamos la masa y la ponemos en la bandeja del horno sobre papel sulfurizado. La masa sobrante la volvemos a amasar y a cortar.

Ponemos en el horno unos 20 o 30 minutos, ya sabéis que cada horno es un mundo, hasta que veamos que empiezan a coger color.

Al tacto debe de estar duro.

Cuando hayan enfriado un poco espolvoreamos o rebozamos con azúcar glas la mitad y  la otra mitad la bañamos con chocolate fundido con un poquito de nata, dejamos escurrir sobre papel de horno hasta que se enfríe el chocolate.




¡Buen provecho!

jueves, 30 de noviembre de 2017

Piel de naranja con chocolate

Como todos los años ya empezáis  a pedirme un menú para Navidad, menú que ya tenía pensado...pero este año mi salud me está pidiendo a gritos un descanso y me voy a tomar las vacaciones de Navidad antes de tiempo. 
Siento muchísimo no poder cumplir las expectativas, que había pensado.

Voy a subir tres recetas que ya tenía del año pasado y al final de ésta os pongo los enlaces de los menús de otros años.

En mi página de facebook seguiré subiendo las recetas de años anteriores.
https://www.facebook.com/Maricacharros-956190041070836/





Naranjas y chocolate, una combinación perfecta.

Esta dulcería tiene muchas ventajas, la puedes preparar con bastante tiempo, que metidas en un recipiente en un lugar fresco, aguantan bastante, si en casa no hay muchos golosos,ja,ja,ja. Te las puedes llevar a cualquier sitio sin problema de que se rompan. Son una delicia con un café o un té, es un dulce perfecto para tenerlo en casa en Navidad.

Hay muchas formas de confitar la naranja, cambiando el agua varias veces para que no amaguen, sin cambiar el agua y dejándolas cocer 1 hora a fuego suave… yo no les doy tanta cocción, me gustan que sepan mas a naranja que a azúcar y las dejo al dente. Para guardarlas tiempo, debes cocerlas más tiempo, aunque en el frigo no hay problema para conservarlas.

En el blog encontraras la otra receta de naranjas caramelizadas y naranjas escarchadas.


Ingredientes

-      3 naranjas.
-      250 ml de agua.
-      200 gr de azúcar.
-      100 gr de chocolate para postres o chocolate negro.


Lavamos bien las naranjas. Las cortamos en gajos y retiramos la pulpa.
Cortamos la piel en tiras de ½ cm.

Las ponemos en un cazo cubiertas de agua, cuando empiece a hervir las cocemos 5 minutos, retiramos el agua y dejamos escurrir.

En el cazo ponemos el agua y el azúcar y cuando empiece a hervir incorporamos las tiras de naranja y  cocemos a fuego suave unos 15 o 20 minutos, dependerá de lo confitadas que te gusten, yo las dejo poco tiempo, no me gustan demasiado dulces. Dejamos que se enfríen en el almíbar.

Una vez frías, las sacamos y dejamos secar 1 hora antes de bañarlas con el chocolate.

Derretir el chocolate al baño de maría.


Introducimos las tiras de naranja en el chocolate y las dejamos secar sobre papel de horno. Las podemos bañar enteras, con ayuda de unas pinzas o como yo las he hecho, dejando un trocito sin bañar.

Dejar secar el chocolate y meter en el frigo un ratito para que se endurezca.







En esta entrada encontrareis los menús de los años 2011 hasta 2014
http://maricacharros.blogspot.com.es/2015/12/trufas-de-castanas.html

En diciembre de 2016  tenéis un menú completo.

¡Buen provecho!


jueves, 23 de noviembre de 2017

Hojaldre de setas y cebolla caramelizada

Este año va a ser difícil encontrar setas silvestres, no ha caído ni gota de agua y están los montes sequísimos, vas andando y cruje el suelo, no hay nada de humedad. Da pena andar por el bosque, los barrancos donde otros años había un pequeño riachuelo, ahora solo queda el suelo seco, donde puedes imaginar que en otro momento por ahí pasó agua,  a pesar de todo esto, no vamos a dejar de hacer esta deliciosa receta, que la podemos hacer  con setas congeladas, deshidratadas o con setas de cultivo.

Dependiendo del tamaño de tu hojaldre, puede que necesites más cebolla o más queso, pero no la recargues mucho, con una capa fina es suficiente.





Ingredientes

- Una masa de hojaldre.
- 350 gr de setas.
- 6 cucharadas de cebolla caramelizada.
- 70 gr de queso enmental o parmesano.
- 60 gr de mozarella rallada.
- Tomillo, orégano y pimienta negra molida.
- Aceite de oliva.
- sal.





Precalentamos el horno a 200ºC.
Limpiamos y troceamos las setas. En una sartén con un poco de aceite de oliva, las salteamos, si soltaran agua las dejamos hasta que se consuma. Añadimos sal, pimienta y un poco de tomillo.
Extiende el hojaldre sobre papel vegetal, en una bandeja de horno. Yo la he hecho en un molde con paredes, pero no es necesario, la puedes hacer plana.




Cubre el fondo con la cebolla caramelizada, sin llegar a los bordes ( si vas a poner el hojaldre plano) sobre la cebolla ponemos las setas y sobre estas el parmesano o enmental y terminamos con la mozarella.
Horneamos unos 20 minutos, hasta que los bordes estén dorados y el queso gratinado.
Retiramos del horno y espolvoreamos con orégano.



¡Buen provecho!

jueves, 16 de noviembre de 2017

Crema de calabaza asada

Soy bastante fans de la calabaza y me gusta tanto en preparaciones dulces como saldadas. Aunque en las saladas tengo mis gustos y prefiero los guisos potentes de sabor, donde la calabaza pierda ese sabor dulzón, que prefiero en las recetas dulces.

En el blog encontrareis dos recetas de crema de calabaza, esta es la tercera.
La primera es  más suave, donde se aprecia bien el sabor suave y dulce de la calabaza. En la segunda ese sabor lo tapamos con el sofrito de setas y en esta receta, la calabaza asada le da un toque especial a la crema,  no lleva patatas y apenas hortalizas, es una crema de pura calabaza.



En casa ha habido diferentes opiniones, a mí  me ha gustado, así que os la dejo, para que la probéis.
Los ingredientes los puedes variar en función de si quieres la crema más clara o más espesa, tipo puré, poniendo más calabaza o más caldo.

La receta es de Gordon Ramsay



Ingredientes para 4 personas

- ½ calabaza mediana (algo menos de 1kg).
- 1 diente de ajo.
- ½  cebolla morada.
- Sal.
- Pimienta.
- Cilantro o perejil.
- una pizca de cominos.
- Caldo de pollo aprox. 1 litro.
- Aceite de oliva.



Partimos la calabaza por la mitad, le quitamos las semillas y usamos solo una parte. En el hueco ponemos el ajo chafado y la cebolla en cuartos. Espolvoreamos sal, pimienta, cominos machacados y el cilantro. Rociamos un poco de aceite de oliva.

Ponemos en el horno a 180ºC aproximadamente 1 hora o hasta que estén blandita.


Con ayuda de una cuchara retiramos la pulpa de la calabaza y ponemos en el vaso de la batidora con el ajo y  la cebolla asada. Trituramos y vamos añadiendo caldo de pollo hasta que tenga la textura que más nos guste, de crema o de puré.

Servir con semillas de girasol, calabaza u otros frutos secos.





¡Buen provecho!

jueves, 9 de noviembre de 2017

Tiramisú

El tiramisú aunque es un postre archiconocido, no es un postre tradicional, es relativamente moderno. Tiene su origen en la región del Véneto, en la parte norte de Italia, en los años 50.
Existen infinidad de variantes de este postre, pero todos están formados por una base de galletas o bizcochos, mojados en café o licor y encima una capa cremosa de queso suave, con huevos y azúcar. Partiendo de esta base, podemos hacer nuestro propio tiramisú, con lo que mas nos guste.



A mi me gusta hacerlo con bizcochos duros de huevo, pero puedes usar bizcochos de soletilla, que son mas finos. Con respecto al queso, para mí, sin duda el mascarpone marca la diferencia en este postre, por su dulzor y cremosidad, pero con cualquier otro queso crema también  se pude hacer. Para la cobertura  nada de poner cola-cao ni nada parecido, un cacao amargo es esencial. Los bizcochos los puedes humedecer en café o una mezcla de café y licor, así es como yo lo hago.
Puedes usar un molde redondo o alargado, pero en este caso grande y mejor desmoldable. No es necesario hacerle dos capas, si tu molde es grande con una sola capa, queda bien.
Se acerca la Navidad y todas las ideas son bien recibidas. En casa, un día u otro, siempre se hace en esas fechas.





Ingredientes para un tiramisú grande

-      200 gr de bizcochos de soletilla (yo uso bizcochos de huevo duros).
-      500 gr de queso mascarpone.
-      4 huevos.
-      125 gr de azúcar.
-      200 ml de café.
-      100 gr de cacao puro en polvo.
-      3 cucharadas amaretto o licor de café.
-      Una pizca de sal.




Separamos las yemas de las claras.
Ponemos las yemas en un bol con el azúcar y batimos hasta que blanqueen y doblen su volumen.
Batimos el queso mascarpone, que tendrá que esta a temperatura ambiente, y cuando lo tengamos bien batido y cremoso lo añadimos poco a poco a las yemas.
Montamos las claras a punto de nieve, con una pizca de sal, y cuando estén bien firmes las añadimos poco a poco a la mezcla de queso con movimientos envolventes para que no se bajen. Dejamos reposar en el frigo hasta que lo vayamos a montar.
Mezclamos la mitad de café con el licor y reservamos la otra mitad.




Cubrimos el fondo de un molde con bizcochos mojados en el café con licor, lo podemos hacer con una brocha o mojando los bizcochos en el café, así es como yo lo hago, pero no mucho tiempo porque se rompen.
Cubrimos con una capa gruesa de mascarpone y espolvoreamos con abundante cacao en polvo. Cubrimos otra vez con bizcochos, esta vez mojados solo en café y añadimos el resto del queso, alisamos la superficie, espolvoreamos una buena capa de cacao en polvo y dejamos reposar en el frigo 6 u 8 horas.

 
tiramisú en molde redondo y en una sola capa

¡ Buen provecho !

jueves, 2 de noviembre de 2017

Melva a la moruna

Hay que reconocer que como mas se disfruta de la comida es con compañía. El día 12 de octubre, mis amigos Andrés y Encarna nos invitaron a una barbacoa en su casa, se habló de todo, principalmente de política, pero también de comida, de buena comida, de la  comida de siempre, de esa que apenas recuerdas como se hace y gracias a los recuerdos de una y de otra, sale esa receta que tantas veces  has recordado.

Entre los platos que nos hizo Encarna estaba esta receta, que ella la hizo con caballas pequeñas. Unas caballas exquisitas, jugosas y sabrosas. Como no podía ser de otra manera, al día siguiente ya estábamos mi hermana y yo comprando y cocinando esta fantástica melva.



Decidimos comprar melva porque eran más grandes que las caballas y por lo tanto más fáciles de limpiar. Pero con caballa o con melva, esta riquísima. Ahora estamos en temporada y están muy bien de precio.

La receta la cogió de un libro de cocina almeriense, pero ella le dio su toque. Más adelante probaré la original del libro que era con jureles “jureles a la  moruna” con cominos y cúrcuma.


Ingredientes

- 1kg de melva o caballas.
- 1 cebolla.
- 3 dientes de ajo.
- 2 tomates maduros.
- 1 hoja de laurel pequeña.
-1 limón.
-Unas ramitas de perejil.
- pimienta en grano.
- 120 ml de vinagre.
- Aceite de oliva (ella lo pone de girasol).






Ponemos en pescado limpio de tripas y cabeza (aunque esta se la puedes dejar) en una sartén honda o una cazuela, ponemos  encima la cebolla cortada en juliana, los ajos en rodajas y los tomates sin piel, troceados, unas ramitas de perejil picado, la hoja de laurel, unos granos de pimienta, el zumo de medio limón, el vinagre y cubrimos el pescado con aceite.




Cocemos a fuego medio hasta que no quede líquido y solo quede aceite limpio.
Dejamos que se enfrie en la cazuela y lo limpiamos de espinas. Ponemos los lomos en un bol y lo cubrimos con el aceite, la cebolla y el tomate.



Quitamos la piel
quitamos las espinas dorsales

quitamos la espina central


Lomos limpios
Con los restos hice unas empanadillas

El aceite sobrante y las hortalizas



¡ Buen provecho!

jueves, 26 de octubre de 2017

Hamburguesa de berenjena

Si, ya lo sé, la carne brilla por su ausencia en este blog, pero no teman algunos… que todavía no me he hecho vegana,ja,ja,ja, aunque ganas no me faltan y  viendo lo que como, casi, casi, me falta poco.

Bromas aparte esta receta es apta para los que no comen nada del mundo animal. Una forma diferente y divertida de tomar las verduras. Yo le suelo poner una loncha de queso, pero le puedes poner lo que más te guste, como cualquier hamburguesa. Sola con la cebolla caramelizada está deliciosa. Lo demás lo dejo a tu gusto.


Ingredientes  para 4 hamburguesas pequeñas


- 1 berenjena.
- ½ cebolla.
- 1 huevo.
- 2 o 3 rebanadas de pan, del día anterior.
- Pan rallado.
- Un poco de leche.
- Aceite de oliva.
- Sal.
- Pan de hamburguesa.



Comenzamos asando la berenjena y la cebolla. Lo podemos hacer en el horno convencional o en el microondas. En el horno tardaremos una ½ hora o algo mas, a 180º C  y en el micro, partimos la berenjena por la mitad, envolvemos la cebolla en film y cocinamos las dos cosas juntas durante 5 minutos.

Le quitamos la corteza a las rodajas de pan y las ponemos en un bol con un poco de leche.
Retiramos la pulpa a la berenjena con ayuda de una cuchara, la picamos fina y ponemos en un bol, junto con la cebolla también picadita. Añadimos el huevo, un poco de sal y el pan bien escurrido, mezclamos todo muy bien y añadimos un poco de pan rallado, lo suficiente para que la masa tenga consistencia para hacer bolas. La dejamos reposar unos 15 minutos, antes de hacer las hamburguesas.



Pasado el tiempo veremos que la masa ha endurecido un poco y es más fácil manejarla y si no es así añadimos un poco mas de pan rallado, pero poco, preferible que las dejes blandas, para que estén más jugosas.

Hacemos bolas con la masa, las pasamos por pan rallado, las aplastamos un poco con la mano y las freímos en una sartén con un poquito de aceite de oliva, solo que cubra levemente el fondo, a fuego suave.



¡ Buen provecho !