jueves, 27 de abril de 2017

Sobaos pasiegos

Hace casi un mes que los hice, pero con la Semana Santa y el calor, no he visto el momento de publicarlos, pero antes de que lleguen unas temperaturas insoportables y no os apetezca encender el horno, os dejo estos riquísimos sobaos, que son bastante fáciles de hacer. Para que parezcan sobaos auténticos, solo tenéis que comprar los moldes o hacerlos con papel de horno, como yo hice.
Los sobaos son unos bizcochitos de mantequilla, por eso, este ingrediente debe de ser de buena calidad.





Ingredientes

-      200 gr de mantequilla (de buena calidad) a temperatura ambiente.
-      200 gr de azúcar.
-      175 gr de harina.
-      3 huevos.
-      ½ sobre de levadura royal (8 gramos).
-      Ralladura de limón (opcional).
-      Una pizca de sal.





Precalentamos el horno a 180ºC.
Batimos con unas varillas los huevos con el azúcar, hasta que blanqueen y aumenten su volumen. Añadimos la mantequilla derretida, la ralladura de limón y una pizca de sal, seguimos batiendo, hasta que se integre la mantequilla.
Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos a la masa, dejamos las varillas y la integramos con la ayuda de una espátula.




Ponemos la masa en un molde de unos 25 cm engraso con mantequilla o como yo he hecho, en moldes individuales que he realizado con papel de horno, en este caso tienes que poner los papeles en un molde, todos bien juntos, para que no se abran y se deformen y sin llenarlos del todo, que la masa sube y se quedan pegados.
Horneamos unos 20 minutos, si no están muy dorados, los últimos 5 minutos los ponemos en la parte alta del horno.






¡Buen provecho!

jueves, 20 de abril de 2017

Menestra de Almeria

Por fin la receta de mi amiga Isabel, esta menestra tan típica de Almería y que yo no conocía. Una menestra hecha principalmente con lechuga y demás verduras que hay en esta época. Así que le podemos cambiar algunas, yo por ejemplo le he puesto guisantes frescos, pero le podía haber puesto habas, que también estamos en la temporada.
Mi amiga Isabel le hace un sofrito de tomate y cebolla y trocitos de lomo o jamón serrano y por supuesto almendras, pero hay quien le hace el sofrito con ajos, pan y almendras, de las dos formas está riquísima. Yo no le pongo carne, ni jamón, si la cocino solo para mi, intento evitarla.



Es cierto que se cocina poco con la lechuga y que tiramos bastantes hojas que se pueden aprovechar en otras preparaciones, como esta menestra, y aunque es una verdura poco vistosa una vez cocinada, me encanta el toque crunch que le da le lechuga, porque aunque parezca que está muy hecha, el tronco sigue estando crujiente, asombroso, verdad. No dejes de probarla y a partir de ahora no tires ni una hoja de lechuga.
Las cantidades son orientativas, así es como yo suelo hacerla, pero puedes poner más o menos de la verdura que más te guste.


Ingredientes para 4 personas

-2 lechugas romanas, unos 600 gr de hojas muy verdes.
- Un puñado de guisantes por persona, unos 180 gr.
- 6 u 8 alcachofas, si son pequeñas, dos por persona.
- Lomo, jamón serrano o beicon. ( yo no pongo carne).
- 2 tomates.
- 1 cebolla o varias cebolletas.
- Un puñado de almendras, unas 25.
- 2 huevos cocidos duros.
- Sal.
- Aceite de oliva.



Limpiamos las alcachofas y las vamos poniendo un un bol con agua y unas gotas de zumo de limón, para que no se pongan oscuras. Una vez las tengamos limpias, las ponemos a cocer en una cazuela con un poco de agua y mientras partimos las hojas de lechuga, bien lavadas, en juliana, el cogollo no lo ponemos, solo las hojas verdes. Una vez las tengamos partidas y las alcachofas hayan hervido unos minutos añadimos a la cazuela los guisantes y la lechuga, procuraremos que no cueza con demasiada agua. Dejamos hervir hasta que las verduras estén blandas, en especial las alcachofas, unos 20 minutos. Debe quedarse con poco caldo.


Mientras cocemos las verduras hacemos el sofrito. En una sartén con un fondo de aceite, freímos primero las almendras, las retiramos y una vez estén frias las machacamos en el mortero, dejando trozos gruesos.
Cuando retiremos las almendras freímos la cebolla y seguidamente el tomate, rallado. Este sofrito lo podemos triturar, pero yo lo dejo así.
Añadimos a las verduras el sofrito y las almendras, si vemos que tiene poco caldo, le añadimos un poco de agua. Esto también va gustos, hay quien lo deja caldoso, pero a mi me gusta trabado. Dejamos hervir unos minutos, añadimos el huevo duro picado, movemos y servimos.



¡Buen provecho!

miércoles, 12 de abril de 2017

Leche frita

Roscos, pestiños,torrijas, arroz con leche, huevos a la nieve, buñuelos y leche frita, entre otros…en Semana Santa tenemos, a parte de procesiones y demás actos religiosos, claro está, unas ricas comidas tanto saladas como dulces. Este año le ha tocado a la leche frita. Yo no suelo hacer nada dulce, pero el blog obliga, ja,ja,ja y así no pierdo la tradición y no olvido las recetas familiares.



Ingredientes para un molde de 20 x 16cm

Salen 24 porciones, no muy grandes. Puedes doblar las cantidades.

- 500 ml de leche.
- 75 gr de harina.
- 1 cucharada rasa de maicena.
- 35 gr de mantequilla.
- 100 gr de azúcar.
- Una ramita de canela.
- La piel de ½ limón.
- Harina para rebozar.
- 1 o 2 huevos para el rebozado.
- Aceite de oliva para freir.
- Azúcar y canela en polvo para rebozar.


Ponemos en un cazo la mitad de la leche a calentar con la corteza del limón, (solo la parte amarilla, lo sacaremos con cuidado de cortar nada de blanco, porque nos amargaría la leche), la ramita de canela y la mantequilla.
Mientras en un cuenco ponemos el resto de la leche, fría, y disolvemos la maicena y la harina, con unas varillas, hasta que no tenga grumos.
Cuando esté caliente añadimos el azúcar y removemos hasta que se disuelva, seguidamente incorporamos la mezcla de leche y harina. Seguimos moviendo hasta que espese, bajamos el fuego y dejamos cocer suavemente, sin parar de mover unos 5 minutos, para que se cueza un poco la harina. Sacamos la canela y la piel del limón y ponemos la masa en un molde rectangular o cuadrado, engrasado. Tapamos con un film y dejamos reposar mejor de un día para otro en el frigo.

Cortamos porciones de masa del tamaño deseado, yo los hago pequeños. Pasamos por harina, sacudimos bien y después por huevo batido, escurrimos y pasamos a la sartén, con  el aceite caliente, le damos la vuelta cuando estén dorados y sacamos a un plato con papel absorbente.  Por último rebozamos en azúcar y canela mezcladas.










¡Buen provecho!

miércoles, 5 de abril de 2017

Brandada de bacalao

En esta época cargamos el frigo de bacalao; buñuelos, potajes, con tomate, gratinado, en tortilla, arroces... no hay casa donde no se cocine algún plato con este pescado. Si quieres salir de la rutina, te propongo este delicioso paté, ideal para un aperitivo. Guardes vigilia o no, no te pierdas esta brandada de bacalao, esta riquísima.
En esta receta es importante el punto de sal del bacalao, yo compro las migas desaladas, te aseguras que no te pasaras de sal.
Yo no la he gratinado esta vez, pero si puedes, gratínala unos minutos, le da un punto muy rico.




Ingredientes

- 200 gr de bacalao desalado.
- 100 ml de aceite de oliva.
- 2 dientes de ajo.
- 20 ml de leche ( 2 cucharadas).
- Pimienta blanca.
- Sal.



Escurrimos el bacalao del agua y lo secamos , solo si lo hemos puesto en remojo. Si es desalado lo usamos directamente.
Ponemos el aceite en una sartén con los ajos picados, cuando empiecen a tomar color, añadimos las migas de bacalao y dejamos que hagan durante 2 minutos mas o menos.
Ponemos el bacalao en el vaso de la batidora , trituramos un poco y añadimos la leche, la pimienta y si queremos un pelin de sal y seguimos batiendo hasta que tengamos una crema homogénea.
Ponemos la crema en platitos y la gratinamos.





¡Buen provecho!

jueves, 30 de marzo de 2017

Tabernero

Si hay una tapa típica y popular en Almería, es el tabernero. Una especie de pisto, pero sin calabacín, ni berenjenas, solo hortalizas y que se suele servir en unos minibocatas. Es el sofrito básico de muchos guisos, pero en trozos más gruesos, aunque eso depende de gustos, a mi me gusta picarlo todo pequeño.
Suelo hacer bastante cantidad, pues congela muy bien y es un recurso muy socorrido en la cocina, lo puedes usar para mezclar con pasta, solo con un huevo frito encima, con arroz cocido, como relleno de empanadas y empanadillas mezclado con atún …y si se te ocurre algo más, me lo cuentas.
Aunque en la receta lo frío todo junto, porque es lo mas fácil y habitual, yo frío cada ingrediente por separado y luego los mezclo.



Ingredientes

- 500 gr de tomates o una lata de 400 gr de tomate natural triturado ( puedes usar salsa de tomate frito casero)
- 1 cebolla hermosa.
- 1 o 2 pimientos verdes, de los de freír.
- 1 pimiento rojo de freír o gruesos de los de asar.
- Aceite de oliva.
- Sal



Si vamos a usar tomates naturales, los pelamos, sumergiéndolos en agua hirviendo unos 30 segundos, con un corte en uno de los extremos. Después los rallamos o picamos en trozos pequeños.
Ponemos una sartén o cacerola con un fondo de aceite de oliva y freímos el tomate, el natural o de lata. Rectificamos de sal y la acidez con un poco de azúcar.
En una sartén con un buen fondo de aceite de oliva, ponemos la cebolla cortada en trocitos y la sofreímos a fuego medio unos 5 minutos con un poco de sal, añadimos el pimiento verde cortado también en cuadritos y a los pocos minutos ponemos el pimiento rojo y dejamos que se sofría todo. Al final añadimos el tomate frito, cocinamos todo junto unos minutos, rectificamos de sal y listo.




¡Buen provecho!

jueves, 23 de marzo de 2017

Potaje de legumbres con acelgas

Hoy vuelve el frio y el día no es tan caluroso y soleado como fue el domingo, y pudimos disfrutar del día de mi santo  en el pueblo. Hoy con mas frio y algo nublado, lo que apetece es un  potaje de cuchara, calentito y bien rico.
Este potaje, sano y sin grasa yo lo hago con acelgas, como no podía ser de otra forma, pero lo puedes hacer con espinacas y también con legumbres de bote, aunque yo, casi nunca las utilizo.





Ingredientes para 4 personas

-      200 gr de judías blancas.
-      200 gr de garbanzos.
-      200 gr de hojas de acelga o espinacas.
-      2 patatas (aprox. 300 o 400 gr).
-      4 dientes de ajo.
-      Una  miga de pan (aprox. 30 o 40 gr).
-      1 cucharadita de pimentón.
-      Aceite de oliva.
-      Vinagre.
-      Sal.


Tenemos en remojo toda la noche las legumbres.
Ponemos a cocer los garbanzos,  en agua templada, cuando den un hervor añadimos las judías blancas  y cuando estén casi blandas añadimos las patatas troceadas y las acelgas picadas.
En una sartén freímos los ajos troceados, con un poquito de aceite de oliva, apartamos la sartén del fuego, añadimos el pimentón y lo incorporamos a la olla.
Mojamos el pan con un chorrito de vinagre y otro de agua, machacamos en el mortero y lo incorporamos al guiso, dejamos hervir un ratito y apartamos.



¡Buen provecho!

domingo, 19 de marzo de 2017

Tarta mousse de fresas

Hoy es día de San José, celebro mi santo y por eso, a través de esta entrada quiero dar las gracias a todos los que os habéis acordado de mi,  bien a través del blog con vuestros comentarios o a través de facebook . Gracias de todo corazón.
Ya he dicho en alguna ocasión, que en mi familia somos poco amantes de lo dulce, así que me regalaron este molde de lekue de 15cm, para algunos de juguete, para que hiciera las tartas pequeñas, pues os puedo asegurar que por muy pequeña que sea la tarta que hago, siempre sobra la mitad,ja,ja,ja.



Dentro de mis gustos tarteros, me decanto siempre por las tartas mousses, mucho mas ligeras que las tartas convencionales de bizcocho y relleno. En el blog podéis encontrar mas de una, pero por si acaso os las voy a recordar:
La primera que hice fue la tarta tortuga, con un delicioso relleno de mousse de chocolate, la siguiente fue una copia de esta, pero con forma de balón, mi hijo no se merecía menos. La siguiente fue, la tarta mousse de leche merengada, mi favorita.  Le siguió la tarta mousse de naranja, elegante y delicada. Después la tarta mousse de limón, para los amantes de los sabores fuertes. 


Bueno, si no os convence esta tarta, que me extrañaría, porque esta deliciosa, la podeis hacer con  frutos rojos o bien elegir una de las anteriores. Pero si te decides a hacerla no te va a defraudar, ahora empiezan las fresas y es la mejor época para consumirlas de cualquier forma.
Esta tarta la he hecho dos veces, la primera sin base de galleta, y en un molde tipo cake y esta que la hice ayer, con base de galleta, que queda mas bonita. Te doy las dos opciones.


Ingredientes para un molde de 15 cm

- 100 gr de galletas tipo digestive.
- 50 gr de mantequilla fundida.
- 500 gr de fresas ( o una mezcla de frutos rojos)
- 1 clara de huevo L.
- 200 ml de nata para montar (35% MG).
- 100 gr de azúcar.
- 4 láminas de gelatina ( la receta dice 5, pero con 4 queda bien).
- una pizca de sal.
- Fresas para decorar.
- Cobertura para tartas ( yo he usado la de Dr oetker, pero la puedes hacer con agua, azúcar y 1 hoja de gelatina).


Lo primero que haremos será la base de galletas. Las trituramos con un robot o las aplastamos en una bolsa. Le añadimos la mantequilla fundida y mezclamos bien. Forramos el fondo del molde, asegurando que queden bien sellados los bordes, ayudándonos con una cuchara. Dejamos en el frigo mientras hacemos el relleno.
Comenzamos lavando las fresas, le quitamos las hojas y las troceamos, espolvoreamos con la mitad del azúcar y dejamos reposar una media hora. Las trituramos y ponemos la mezcla a cocer en un cazo, unos 10 minutos, hasta que reduzca a la mitad.
Mientras cuece el jugo de fresas, hidratamos las hojas de gelatina y antes de apartar del fuego las fresas, las añadimos  y mezclamos hasta que se disuelvan. Reservamos y dejamos que se temple.


Montamos la nata, que tiene que estar bien fría, con cuidado de no hacerla mantequilla, preferible que se quede semi montada. La añadimos a las fresas con cuidado, en varias veces, con movimientos suaves y envolventes.
Montamos la clara a punto de nieve, con una pizca de sal y la añadimos a la mezcla anterior igual que hemos hecho con la nata, una vez todo bien integrado echamos sobre la base de galletas y dejamos en el frigo toda la noche, o hasta que esté bien firme.
Para decorar yo he puesto unas fresas partidas y cubiertas con cobertura para tartas.

tiene una textura muy esponjosa


¡Buen provecho!