jueves, 18 de agosto de 2016

Tarta mousse de limón

Como ya os adelantaba en la entrada anterior,el lunes, fue el santo de mi sobrina Alba y ésta  es la tarta que preparé para la comida que hicimos en el pueblo. Ya la había preparado antes, pero cuando se  rompió el disco duro de mi ordenador, a principios de año, perdí muchísimos fotos y las de esta tarta estaban entre ellas. Pero la solución era fácil, solo había que repetirla. Aprovechando el santo de Alba y reunión familiar, me puse manos a la obra. Para un motivo tan especial como es reunirnos todos, hacer esta tarta no me suponía ningún esfuerzo, además es un bocado delicioso!!!!
La tarta esta divina… una mousse ligera, fresca y suave, para nada densa ni demasiado cremosa, ideal para terminar  cualquier comida.



Ingredientes para un molde de 18 cm

- 200 gr de galletas digestive (o maría).
- 75 gr de mantequilla.
- 200 ml de nata (o 250ml).
- 120 gr de azúcar.
- 3 huevos.
- Ralladura de ½ limón.
- 60 ml de zumo de limón.
- 4 hojas y media de gelatina.


Para decorar:

- Varias galletas digestive.
- 2 cucharadas de caramelo líquido.


Lo primero es hacer la base de nuestra tarta y para ello trituramos las galletas en un robot de cocina o poniendo las galletas en una bolsa y las aplastamos con el rodillo. Ponemos las galletas trituradas en un bol y añadimos la mantequilla fundida y mezclamos, hasta que todo esté bien integrado. Con esta masa forramos el fondo de nuestro molde, con ayuda de una cuchara, para cubrir bien el fondo y los sobre todo los bordes. Dejamos reposar en el frigo.
Si teneis termomix, pulverizamos el azúcar con la corteza de limón, que quitaremos con cuidado de no cortar parte blanca. Yo como no tengo, pues lo hago a la vieja usanza, rallo el limón y pongo azúcar normal.




En un bol ponemos las yemas, el azúcar y la ralladura del medio limón y batimos con varillas, hasta que tengamos una mezcla blanquecina y que haya doblado su volumen.
En otro bol ponemos la nata muy fría y la montamos con unas varillas, tened cuidado de no montar demasiado, para que no se haga mantequilla. Reservamos.
En otro bol montamos las claras también con varillas, una pizca de sal y unas gotitas de zumo de limón. Las claras deben estar a temperatura ambiente, así montan mejor. Reservamos.


Ponemos las láminas de gelatina a hidratar en un plato con agua fría, durante 4 o 5 minutos y mientras exprimimos los limones hasta conseguir 60 ml, calentamos el zumo en el microondas y añadimos la gelatina, ya hidratada. Mezclamos y colamos este líquido y lo incorporamos poco a poco sobre las yemas. Vamos añadiendo poco a poco la nata montada y moviendo la mezcla con cuidado y cuando hayamos terminado con la nata hacemos lo mismo con las claras montadas, las añadimos poco a poco y mezclamos con movimientos envolventes, para meter aire a la masa y evitar que se bajen las claras.


Vertemos la mousse sobre la base de galletas y dejamos en el frigo de un día para otro.
Antes de desmoldar nuestra mousse ponemos las galletas trituradas y el caramelo.
Para que la tarta quede con los bordes más finos, podemos forrar el molde con una lámina de acetato. Yo lo que hago es que le paso un cuchillo con la hoja previamente caliente en agua, por los bordes, y así se desmolda mejor.



¡ Buen provecho !

lunes, 15 de agosto de 2016

Patatas a lo pobre con morcilla de Burgos

Ya se que hoy no toca entrada, pero, para el jueves tengo preparada la tarta que he hecho hoy para el santo de mi sobrina Alba y que hemos celebrado en el pueblo con una barbacoa. Así que, fuera de calendario os traigo unas ricas patatas a lo pobre.
Aunque el regalo que me han hecho merecía una buena receta yo sigo con las comidas super fáciles, pero es que voy a la ley del minino esfuerzo.
Mi hermana en su empeño en que coja algo de peso, me ha traído de sus vacaciones un souvenir algo especial….una morcilla de Burgos!!! ja,ja,ja ( entre otras cosas), así que no me queda otra que mostrarle que me la estoy comiendo y además en un plato bien calórico, saltándome mi dieta anticáncer. Todo sea por coger algo de peso,ja,ja,ja, hermana ya ves que como bien.


Estas patatas se conocen en mi tierra como patatas a lo pobre, pero en otros lugares las llaman patatas panaderas. Es una receta heredada de nuestros mayores, muy popular y tradicional. En este caso me las he comido con morcilla y huevo, pero solas con pimientos  y cebolla, es una guarnición perfecta para cualquier carne o pescado o sencillamente con un huevo frito, un gustazo!!!
Este es el primer plato con el que me he comido un trocito de la morcilla, mas adelante publicaré  algunos más, saquitos, tostas, canelones…esta morcilla me va a dar para mucho,ja,ja,ja.


Ingredientes para 4 personas

- 800 gr o 1k  de patatas.
-2 pimientos de freir, verdes o rojos.
-1 cebolla.
- Aceite de oliva.
-Sal.
-4 rodajas de morcilla de Burgos.
-4 huevos.


Pelamos las patatas, las lavamos y hacemos rodajas finas. Hacemos lo mismo con los pimientos, los lavamos, quitamos las semilla y los hacemos rodajas o tiras. Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana.
Ponemos una sartén al fuego con un buen fondo de aceite, cuando esté caliente incorporamos las patatas, le damos unas vueltas un par de minutos ya añadimos los pimientos y la cebolla, salamos y dejamos que se hagan a fuego medio y tapadas. Cuando esté todo bien pochado, sacamos de la sartén escurriendo bien de aceite.
Quitamos el aceite de la sartén y ponemos las rodajas de morcilla a fuego fuerte, hasta que se doren un poco por cada lado.
En otra sartén freímos los huevos y emplatamos como mas nos guste.


mi morcilla de Burgos

¡ Buen provecho !


miércoles, 10 de agosto de 2016

Brochetas de pollo al curry con ensalada de col y ajoblanco

Pero que despiste que tengo… tres semanas sin dar señales de vida, olvide deciros que me iba de  vacaciones 3 semanas. Aunque vacaciones lo que se dice  vacaciones no han sido, pero algo es algo, un pequeño viaje a Madrid con mi  hijo para ver la residencia y la universidad donde va a estudiar y el resto, de casa a la playa y de la playa a casa. Pero ya estoy de vuelta, negra como una cucaracha y con pocas ganas de comer y de cocinar, pero el deber me llama....así que aquí tenéis la receta de hoy, simple, muy simple pero no por ello menos rica.


Ingredientes para 4 personas

-      500 o 600 gr de pechuga de pollo o pavo.
-      Zumo de un  limón.
-      1 cucharadita de curry en polvo.
-      100 ml de aceite de oliva.
-      nuez moscada, sal y pimienta.
-      Palillos de brocheta.
-      Una col pequeña.
-      Ajoblanco.


Cortar la carne en trocitos lo más iguales posibles y aliñarlos con el de aceite de oliva, el zumo del limón, el curry, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta.
Dejar macerar 1 hora dándole la vuelta de vez en cuando.
Escurrir si tuviera exceso del líquido y pinchar los trozos de carne en los palillos (previamente mojados en agua, así evitamos que se quemen, si los vamos a poner en la brasa) y asarlas en una plancha o barbacoa, con un poco de aceite de la maceración.
Si queremos un sabor más intenso le podemos espolvorear un poco de curry.
Para la ensalada solo tenemos que picar la col en juliana fina, lavarla, escurrirla  y mezclarla con el ajoblanco a gusto de cada uno.


¡Buen provecho ¡

jueves, 14 de julio de 2016

Tartar de tomate

Atún?  Noooo!!!!! Tomate; sí, sí tomate, este tartar no es de atún sino de tomate; vegano, si no le ponemos el queso.
Un plato riquísimo y con una presentación que entra por los ojos, fresquito y todo troceado, un gustazo comérselo.
Como veis en la foto yo no le puesto albahaca porque mis plantas están todavía muy pequeñas, le he puesto hierbabuena, pero vosotros no la pongáis, si no tenéis albahaca le ponéis perejil, la hierbabuena no le pega nada.
A mí me ha gustado mucho (a pesar de la hierbabuena), espero que a vosotros también.
Perdonad la calidad de las fotos, no se aprecia bien el color rojo tan bonito que tienen los tomates.
Receta de revista cocina fácil.


Ingredientes para 4 personas

- 4 o 5 tomates.
- 1 aguacate.
- 8 aceitunas negras sin hueso.
- 1 cebolleta o un trocito de cebolla.
- 100 gr de queso manchego (opcional).
- Sal.
- Pimienta.
- Zumo de ½ limón.
- Aceite de oliva.
- Unas ramitas de albahaca (yo he puesto hierbabuena pero si no tenéis albahaca ponedle perejil).



Lavamos las hojas de la albahaca y las trituramos o machacamos con 50 ml de aceite de oliva, reservamos.
Lavamos los tomates, los cortamos en dados pequeños y ponemos en un bol. Picamos muy fina la cebolleta  y la añadimos al tomate. Pelamos el aguacate, le quitamos el hueso y hacemos con la pulpa dados pequeños, lo rociamos con el zumo de limón y lo añadimos al tomate. Añadimos sal, pimienta, las aceitunas troceadas y el queso en daditos (si decides ponerlo) y un par de cucharadas de aceite de oliva.
Ponemos un aro de repostería en un plato y lo rellenamos con la preparación, si tuviera mucho jugo, tenemos cuidado de no ponerlo. Retiramos el aro con cuidado y servimos con un chorrito de aceite de albahaca.



 ¡ Buen provecho !

jueves, 7 de julio de 2016

Helado de albaricoque

Con este calor lo que más apetece es tomar un postre fresquito y este helado reúne todas las condiciones para ser un postre ideal. No es nada  pesado, está hecho con fruta y es bastante ligero.
La receta es de Bego del blog La cocina de Samira, que tiene una buena colección de helados.
Aprovecha que todavía hay albaricoque muy ricos y  haz este original helado.



Ingredientes

-      200 gr de albaricoques sin hueso.
-      100 ml de agua.
-      25 gr de azúcar invertido.
-      75 gr de azúcar.
-      1 cucharadita (de las de café) de esencia de vainilla.
-      1 cucharada de zumo de limón.
-      100 gr de nata 35% MG.


 Troceamos los albaricoques en 4 o 6 trozos, los ponemos en un recipiente plano y los metemos en el congelador 1 hora.
En un cazo ponemos el agua con el azúcar y la vainilla, hasta que se disuelva, apartamos y añadimos el azúcar invertido. Reservamos hasta que temple.
Sacamos la fruta del congelador y la trituramos con el zumo de limón, con la máquina que tengas, robot, picadora, termomix o batidora, hasta que quede como una crema fina.
Semimontamos la nata y la mezclamos con la crema de fruta, con movimientos envolventes.
Ponemos la mezcla en la cubeta de la heladera hasta que tenga la consistencia desead ( unos 20 minutos) después pasamos a un recipiente con tapa y congelamos.
Si no tenemos heladera ponemos la mezcla directamente en el recipiente con tapa y cada 30 minutos sacamos del congelador y movemos la mezcla, repitiendo la operación 4 o 5 veces más, para romper los cristales de hielo.
Si el recipiente es de acero inoxidable el helado congela más rápido.
Sacar del congelador un rato antes de servirlo.
Meter la cuchara de helado en agua caliente y servir las bolas de helado en copas individuales.



¡ Buen provecho !

jueves, 30 de junio de 2016

Minis croissants con masa quebrada de queso

Esta semana cambio de tercio…… y cocinamos un aperitivo muy rico, divertido y con una masa diferente y muy original.
Esta masa es muy versátil, no solo podemos hacer croissant, la podemos usar para quiches, tartaletas, empanadillas, etc.
Es una masa muy sabrosa y nada complicada.
El relleno lo dejo a vuestro gusto, yo le he puesto paté, pero le podéis poner sobrasada, cualquier tipo de queso o lo que se os ocurra.
La receta es del blog de Loli de Facilutil, que aunque ahora no está en activo, espero que le guste ver una de sus recetas en mi blog.
Croissant en fracés quiere decir creciente, en el sentido del "cuarto creciente lunar" que hace referencia a la forma de media luna. Aunque existen muchas leyendas en relación al origen de estos bollitos, parece ser que la mas creíble está en la historia de los panderos de Viena que contribuyeron a que esta ciudad fuera salvada del los soldados otomanos. Para saber mas pincha aquí.


Ingredientes para unos 15 minis croissant

-      45 gr de mantequilla.
-      90 gr de harina.
-      90 gr de queso philadelphia.
-      Una pizca de sal.
-      Huevo para pintar.
-      Semillas o hierbas para espolvorear ( yo he puesto sésamo)

Relleno:
-      Paté, sobrasada, quesos……






Cortamos la mantequilla en trocitos pequeños y la mezclamos con la harina, el queso y la sal, hasta que quede todo bien integrado. Si estuviera muy dura, le añadimos unas cucharaditas de agua, hasta que tenga una consistencia manejable. La tapamos y dejamos reposar en el frigo aprox. 1 hora.
La extendemos con un rodillo, hasta dejarla con un grosor de unos 3 mm. La cortamos en triángulos, ponemos el relleno y enrollamos desde la parte mas ancha a la mas estrecha.


Los ponemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear, pintamos con huevo y espolvoreamos con sésamo o hierbas.

Horneamos unos 20’ a 180ºC, con el horno previamente caliente o hasta que esté dorados.





¡ Buen provecho !

jueves, 23 de junio de 2016

Cazuela de espárragos trigueros

Que trabajo me ha costado subir esta receta, es un plato que hago con frecuencia, pero las fotos… siempre las dichosas fotos, no se, si es un plato difícil de fotografiar o yo que soy un poco “ negá” para la fotografía, supongo que un poco de las dos cosas.
Pero ya he decidido que con estas os tenéis que conformar y con mi palabra de que el plato a pesar de no apreciarse bien, está muy muy rico.
Todavía encontramos buenos espárragos, aunque la temporada es en primavera y es cuando están mas sabrosos.


Ingredientes para 4 personas

-         ½ k de espárragos trigueros.
-         4 huevos.
-         ¼ de jamón serrano cortado en tiras.
-         Caldo de pollo (puede ser avecrem).
-         4 rebanadas de pan del día anterior.
-         4 dientes de ajo.
-         80 gr de almendras crudas.
-         Pimentón dulce.
-         Aceite de oliva.
-         Sal y pimienta.
-         Azafrán.



Troceamos los espárragos y los salteamos en una sartén con un fondo de aceite y el jamón serrano. Reservamos.
Freímos a parte con un poco de aceite los ajos, enteros o partidos y las almendras, los retiramos y freímos el pan. Majamos todo en un mortero con un poco de sal y pimienta.
Ponemos en una cazuela los espárragos con el jamón, el majado y cubrimos con el caldo, rectificamos de sal y dejamos que hierva durante 15 minutos.
Si queremos hacerlos de forma individual, dividimos en 4 partes y lo ponemos en cazuelitas de barro, añadimos un huevo y dejamos cocer unos minutos. También podemos poner los  huevos en la misma cazuela. Como yo he hecho.




¡ Buen provecho !