jueves, 23 de febrero de 2017

Rollitos de primavera y salsa agridulce casera

Hoy viajamos por el mundo y hacemos una parada en  China.
¿Quién no se ha comido un rollito de primavera en un restaurante chino? y
cuantas veces no vamos a un  chino y nos preguntamos, que carne llevará esto? y que nos comemos sin saber muy bien que estamos comiendo.
Pues ahora ya puedes hacer los rollitos de primavera en casa, caseros y con ingredientes de confianza y por supuesto con su salsa agridulce.
Los podemos hacer con pasta brick o con obleas de arroz para rollitos. A mi particularmente me gusta más la pasta brick, me gusta más el resultado una vez fritos. Pero con las dos pastas salen muy ricos.
La receta de la salsa agridulce es de Toñi del blog Florelila.



Ingredientes para 8 rollitos

-      400 gr de col.
-      1 zanahoria.
-      1 cebolla mediana.
-      200 gr de carne picada de cerdo.
-      3 o 4 cucharadas de salsa de soja.
-      1 pack de masa brick o 8 hojas de pasta de arroz.
-      Aceite de oliva.


Para la salsa agridulce
-      75 ml de vinagre blanco.
-      100 gr de azúcar.
-      50 gr de kechups.
-      75 gr de agua.
-      1 cucharadita de postre de maicena.




 Partimos la col en juliana fina, al igual que la cebolla. La zanahoria la troceamos cubitos pequeños ( en brunoise).
En una sartén con un poco de aceite de oliva, salteamos la cebolla y la zanahoria, cuando empiecen a cambiar de color, añadimos la col y salteamos hasta que empiece a perder consistencia, añadimos varias cucharadas de agua y dejamos que se reduzca, incorporamos la carne picada y mezclamos todo, varios minutos hasta que la carne esté hecha, no es necesario que esté bien frita, solo hecha. Agregamos la salsa de soja, mezclamos y retiramos del fuego.


Ponemos sobre la hoja de pasta una cucharada generosa de verdura y carne y la ponemos en un extremo, cubrimos con la masa que nos queda detrás, cerramos los bordes hacia dentro y enrollamos.

Para la salsa, calentamos en un cazo el vinagre, el azúcar y el kechups. Disolvemos la maicena en el agua y añadimos al cazo, removemos hasta que espese un poco y dejamos enfriar.


















¡Buen provecho!

jueves, 16 de febrero de 2017

Acelgas rojas rellenas de arroz

Después de esta entrada,  queda bien sabido mi pasión por esta verdura, tanto es así que estoy probando otras variedades que me están apasionando.
No en vano, el apelativo por el que nos conocen en mi  pueblo, Alboloduy, es “acelgueros” y yo lo llevo muy a “raja tabla”, con orgullo y alardeando de ello, pues esta humilde verdura no falta en las casas de sus habitantes, que las cocinan en infinidad de platos. No sé que tiene la tierra de este rio Nacimiento que hace que esta verdura se crie de forma excepcional, sin quitarle merito a las lechugas, tomates e infinidad de verduras.




En esta receta he cocinado unas acelgas rojas, que desde que las probé me cautivaron. En ella he usado todo, hojas y pencas, pero en otras recetas he usado las hojas para una elaboración y las pencas para otra. Con las hojas hice una pasta carbonara con acelgas, mas adelante la haré otra vez  y los troncos los tome cocidos y regados con bechamel, un plato super vistoso, además de rico.
En noviembre nos cominos las hojas rellenas de carne, pues ahora nos toca un plato más sano, rellenas de arroz, con una rica salsa se yogourt y menta, una receta totalmente vegana.


Ingredientes para 4 personas ( 2 hojas por persona)
Mis hojas eran pequeñas
- 8 acelgas (hojas y penca).
- 80 gr de arroz.
- ½ cebolla.
- 1 cucharada de piñones.
-8 o 10 pasas( las mias eran gordas).
- Aceite de oliva.
- 1 cucharadita de miel.
- 1 cucharada de salsa de soja.
- 1 cucharada de zumo de limón.
- 1 vaso de caldo vegetal.
-Sal.


Para la salsa
- 1 yogourt natural sin azúcar.
- un chorrito de aceite de oliva.
-Pimienta negra, molida.
- Sal.
- Unas hojas de menta. Yo puse hierba buena.


Comenzamos quitando los troncos a las acelgas. Quitamos las hebras a los troncos y reservamos enteros. Lavamos troncos y hojas.
En una cacerola ponemos agua y cuando empiece a hervir sumergimos las hojas de una en una y las dejamos 30 o 40 segundos, las sacamos con una espumadera y las sumergimos en un bol con agua fría. Las dejamos escurrir sobre un paño o sobre papel de cocina. Después cocemos las pencas enteras, unos 10 minutos.
Hacemos la salsa de yogourt, mezclando éste con un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal y de pimienta y batimos hasta que todo quede emulsionado, añadimos las hojas de menta muy picaditas, mezclamos y reservamos en el frigo.
En un recipiente pequeño cocemos el arroz hasta que está en su punto, escurrimos.
En un bol mezclamos 2 cucharadas de aceite de oliva, la salsa de soja, la miel y el zumo de limón y reservamos.
En una sartén con un fondo de aceite de oliva pochamos la cebolla picada muy pequeña y a media cocción añadimos los troncos de las acelgas también picados muy finos (reservamos 2 troncos para la decoración) y seguimos con el sofrito, añadimos los piñones, que habremos tostado en una sartén sin aceite unos 5 minutos y también añadimos las pasas, yo las partí por la mitad, pues eran muy gordas. Damos unas vueltas aliñamos con la salsa de miel  y soja y apartamos.



Ya podemos empezar a rellenar las hojas. Poniendo una cucharada de arroz sobre cada hoja y enrollamos, doblando los bordes hacia dentro para que no se salga el relleno.
Podemos decorar, haciendo tiras con los troncos reservados y atando los rollitos.
Los ponemos en una cacerola, los cubrimos  con caldo vegetal  y los dejamos cocer 10 o 15 minutos a fuego medio, hasta que se consuma todo el caldo.
Servimos los rollitos sobre la salsa de yogourt.

Pencas con bechamel













¡Buen provecho!

martes, 14 de febrero de 2017

Chocolate brownies cookies

No tengo remedio… y un año más vuelvo a caer en la las redes de San Valentín, pero este año con un pequeño matiz. No voy a celebrar el día de San Valentín, como el día de los enamorados, porque no lo estoy, o si lo estoy...? ja,ja,ja. 
Hay países donde San Valentín se celebra como el día del amor y la amistad y yo lo voy a celebrar como el día del AMOR con mayúsculas, si, AMOR a los hijos, a la familia, a los amigos, compañeros… y en este sentido, esta entrada está pensada en mi gran  amor, MI HIJO.
Cuando lea esta entrada me va a poner verde, lo sé, “mamá que cursi eres”, “mamá que vergüenza”, “mamá porque dices cosas mías en el blog”, pero así somos las madres y así soy yo, cursi y enamorada de mi hijo, hasta las trancas y pensando en él, he hecho estas galletas de brownies, que es uno de sus dulces favoritos y aunque  no se las va a comer, porque no está en casa, cuando vaya a Madrid, que será pronto, le llevaré.




Estas galletas son una tentación, crujientes por fuera y blanditas por dentro, con un sabor intenso a chocolate. Yo las he hecho con forma de corazón, pero no os lo recomiendo, es difícil sacarlas del molde. Poniendo cucharadas sobre la bandeja del horno quedan estupendas.



Ingredientes

-      150 gr de azúcar.
-      2 huevos.
-      35 gr de harina.
-      30 gr de mantequilla.
-      20 gr de cacao en polvo, yo he puesto valor desgrasado.
-      150 gr de chocolate Nestlé postres.
-      100 gr de pepitas de chocolate.
-      ½ cucharadita (de las de café) de sal.
-      ½ cucharadita de café soluble.
-      1 cucharadita de extracto de vainilla.





Precalentamos el horno a 190ºC.
En un bol mezclamos,  harina,  cacao,  levadura y  sal.
Batimos con varillas eléctricas, los huevos con el azúcar, el café y vainilla, hasta que doblen su volumen.
Fundimos el chocolate con la mantequilla en un cazo a fuego lento o en el microondas.
Mezclamos el chocolate fundido con la mezcla de huevos, con movimientos suaves y poco a poco vamos incorporando la harina y el cacao tamizados, mezclamos todo con movimientos envolventes. Incorporamos las pepitas de chocolate y seguimos mezclando suavemente.




Forramos la bandeja del horno con papel de hornear y sobre él vamos echando cucharadas soperas, sin llenar, de masa, separadas unos 3cm, porque luego crecen.
Horneamos 8 minutos a 190ºC. Al sacarlas del horno estarán blanditas, espera unos minutos antes de retirarlas de la bandeja.



¡Buen provecho!

jueves, 9 de febrero de 2017

Mini pizzas- Piccolinis

Si nunca te has atrevido a hacer masa de pizza, con estas mini pizzas verás lo fácil que es, y sobre todo lo rica que está, no tiene nada que ver con la masa congelada. Son un aperitivo genial, rellénalas con lo que más te guste o lo que tengas en casa, es una cena perfecta para grandes y pequeños.
Esta masa de mini pizzas no es la típica masa de pan fina, es una masa esponjosa, característica de los piccolinis, muy sabrosa al añadirle a la masa orégano y ajo en polvo, sencillamente deliciosa.
La receta es de Sergio Fernandez, la cocina de la 1.

 
de beicon y chistorra con aceitunas

Ingredientes

·         400 gr de harina.
·         200 ml de agua.
·         50 ml de aceite de oliva.
·         1 cucharadita de orégano y opcional un poco de ajo en polvo.
·         15 gr de levadura.
·         Sal.

Para el relleno todo lo que se te ocurra

·         Tomate frito o natural.
·         Jamón de york, serrano, beicon, chistorra…
·         Mejillones, atún, anchoas…
·         Alcachofas, champiñones, aceitunas…
·         Queso rallado, mozzarella.
·         Orégano.
 
mejillones y anchoas

Ponemos en un bol el agua templada y la levadura desmenuzada (esto es importante, preferible que esté más fría que caliente, pues si está muy caliente, mataremos la levadura y la masa no subirá) el aceite, sal, orégano y el ajo en polvo, si has decidido ponerlo y mezclamos, incorporamos la harina y amasamos, sacaremos la masa a la mesa o encimera para amasarla mejor, hasta que tengamos una masa elástica y homogénea.
Estiramos la masa con un rodillo y cortamos círculos con un cortapasta o con la boca de un vaso y los ponemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear.
Cubrimos con salsa de tomate y los ingredientes que más nos gusten, espolvoreamos con queso rallado y orégano.
Dejamos las minipizzas reposar 1 hora en un lugar cálido (puede ser dentro del horno, antes de encenderlo).
Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos unos 12 o 15 minutos. Dependerá de vuestro horno.
  






¡ Buen provecho !

sábado, 4 de febrero de 2017

Ensalada de lombarda con vinagreta de frambuesas y dia mundial de la lucha contra cáncer

Hoy no toca entrada, pero como viene siendo habitual, desde hace ya 5 años, si, 5 años han pasado ya desde que me operaron por primera vez, no me canso de repetir y recordar lo importante que es la prevención y la detección precoz de esta enfermedad. Aprovecho hoy que es el día mundial de la lucha contra el cáncer (el 19 de octubre es el día de la lucha contra el cáncer de mama) para aportar mi granito de arena y recordar también lo importante que es  la alimentación en la prevención de esta terrible enfermedad.
También quiero rendir un pequeño homenaje a mi amigo Manolo que nos dejó hace unos días, y que a pesar de su incansable lucha, esta enfermedad, pudo más que él.
No te pierdas también con lombarda, la ensalada Galatea.



Ingredientes para 4 personas

-      ½ lombarda o una entera si es pequeña.
-      1 naranja grande o 2 pequeñas.
-      1 manzana.
-      ½ granada.
-      1 cucharada de sésamo.
-      
Para la vinagreta

-      50 gr de frambuesas.
-      3 cucharadas de vinagre de manzana.
-      2 cucharadas de aceite de oliva.
-      1 cucharadita de azúcar.
-      Sal.




Cortamos la lombarda en juliana fina y reservamos.
Pelamos la naranja en vivo (quitamos a la vez la cáscara y al piel con un cuchillo bien afilado) y sacamos gajos, dejando entre uno y otro la piel que los separa.
Cortamos la manzana en cuartos, le quitamos las semillas y cortamos en láminas finas.
Sacamos los granos a la granada y reservamos.
Para hacer la vinagreta, ponemos en el vaso de la batidora las frambuesas y los demás ingredientes, dejamos macerar 10 minutos y trituramos.
Ponemos la lombarda en una ensaladera, colocamos encima la fruta como mas nos guste, espolvoreamos el sésamo y rociamos con la vinagreta.



¡Buen provecho!

miércoles, 1 de febrero de 2017

Galletas de turrón

¡Que cocinicas  somos en el CEA!  Para muestra estas deliciosas galletas que llevó a la comida de Navidad María José, pero que no se quedaban atrás otros platos, como el postre de calabaza de Placi, las ensaladas de Pilar, las empanadas de Bea, la carne de Viki, los huevos rellenos de Carmen y muchas, muchas de tod@ los que nos reunimos para celebrar la navidad en la montaña.




Estas galletas me encantaron, son ideales para reciclar esa tableta de turrón que todavía  tienes en la cocina sin saber muy bien que hacer con ella, si abrirla y acabar con ella rápido, muy a pesar de esos kilos de más que quieres quitar o dejar que se caduque con el consiguiente cargo de conciencia que da tirar comida y así ser fiel al propósito de dejar los kilos de estas navidades. Pues con esta receta, asunto resuelto, porque aunque están tan ricas que no te puedes comer solo una, no es lo mismo comerse un trozo de turrón que comerse 2 galletas con una taza de té; el aporte de calorías es algo menor.
Si no te queda turrón, anota la receta para el próximo año, que estoy segura te van a gustar o busca si todavía queda en tu supermercado y no te quedes con ganas de probarlas.




Ingredientes

-      200 gr de turrón de Jijona (del blando).
-      1 huevo.
-      50 gr de azúcar.
-      250 gr de harina.
-      100 gr de mantequilla a temperatura ambiente.





Comenzamos desmenuzando el turrón con un tenedor y lo reservamos.
En un bol mezclamos muy bien la mantequilla con el azúcar, hasta conseguir una crema, añadimos el huevo y batimos.
Así es como yo las he hecho, pero Maria Jose, trituró el turrón con el huevo hasta conseguir una crema que mezcló con la mantequilla y el azúcar, quedando las galletas más finas; como yo las he hecho te encuentras los trocitos de almendra.
Siguiendo con mi receta, añadimos la harina y cuando esté bien integrada, incorporamos el turrón que habíamos desmenuzado y amasamos a mano para que se integre bien en la masa.





La dejamos reposar en el frigo 1 hora. Estiramos la masa hasta dejarla de unos 5mm, la cortamos con el cortador elegido y las ponemos en la bandeja del horno forrada con papel de hornear.
Las horneamos, con el horno previamente caliente, unos 12 o 15 minutos a 175ºC o hasta que veamos que están doraditas. Las dejamos enfriar sobre una rejilla y listas para hincarle el diente.











¡Buen provecho!