jueves, 1 de septiembre de 2016

Tarta Pokeball

Mañana mi hijo se va a Madrid y la de lagrimas que estoy derramando…
Ayer cenamos en casa para despedirlo y como no podía ser de otra manera, hice todo lo que a el le gusta, una pizza monkey bread, que mas adelante os enseñaré, una tabla de quesos y de patés, una ensalada de canónigos y gulas y esta deliciosa tarta.
Mi hijo como gran número de adolescentes, este verano se ha dedicado a capturar Pokemon y estaba segura, que esta tarta le iba a gustar y mucho.
La idea de esta tarta no podía ser de otra persona que de Cristina de Kanela y limón, la imaginación de esta niña es una maravilla.
Es una tarta de queso y yogourt muy suave y cremosa. La podemos congelar y tomarla helada o simplemente dejarla en el frigo y tomar bien fría, como gustes…
No es la tarta más bonita del mundo, pero si, la que está hecha con el amor más grande del mundo.




Ingredientes para un molde de 18cm

Base
-      200 gr de galletas oreo.
-      50 gr de mantequilla fundida.

Relleno
-      200 gr de queso philadelphia.
-      200 gr de nata 35%MG muy fría.
-      3 hojas de gelatina.
-      50 ml de nata caliente.
-      125 gr de yogourt griego.
-      100 gr de azúcar.
-      Una cucharada de miel.
-      Una pizca de sal.

Para la cúpula
-      2 sobres de gelatina de fresa.
-      900 ml de agua.
-      Colorante rojo (opcional)

Decoración
-      Una galleta oreo mini.
-      Un poco de chocolate fundido.


Comenzamos triturando las galletas oreo, enteras, con el relleno y todo, con un robot de cocina o dentro de una bolsa y las aplastamos con el rodillo. Las ponemos en un bol y añadimos la mantequilla fundida, mezclamos todo bien y reservamos.
Untamos el molde, que tiene que ser desmoldable, con mantequilla y lo forramos con papel de horno, el fondo y las paredes (con la mantequilla el papel se queda bien pegado). Ponemos dentro la base de galletas y con el revés de una cuchara repartimos bien por toda la base del molde, intentado que quede bien nivelada. Reservamos en el congelador.
Para el relleno comenzamos hidratando la gelatina en agua fría unos 5 minutos. Escurrimos y las deshacemos en la nata caliente. Reservamos.
En un bol ponemos el yogourt, el queso, la miel, el azúcar, una pizca de sal y la gelatina disuelta, que estará tibia. Mezclamos hasta obtener una mezcla cremosa y sin grumos.
Montamos la nata fría, con varillas eléctricas y la mezclamos con la crema de queso y yogourt con movimientos suaves y envolventes. La ponemos sobre las galletas y dejamos en el congelador de un día para otro.


Para hacer la cúpula de gelatina, necesitaremos un bol con la base redonda y de 1 litro de capacidad aproximadamente. Hay que tener en cuenta que el diámetro del bol y el nivel de la gelatina tiene que ser el mismo que el del molde, o sea, 18 cm, así que puede que os sobre algo de gelatina, o que os falte, como me ha pasado a mi y he tenido que poner otro sobre de gelatina, porque mi bol es muy hondo.  Lo untamos con una capa muy fina de aceite suave. Reservamos.
Calentamos 400 ml de agua y deshacemos los dos sobres de gelatina, el color no queda muy intenso, así que, añadí ½ bote de colorante rojo líquido (unas 25 gotas) mezclamos bien y cuando esté bien disuelta añadimos el resto de agua muy fría. La vertemos en el bol, teniendo en cuenta el nivel, para que tenga el mismo diámetro que el molde o un poco menos y dejamos en el frigo de un día para otro.


Montamos la tarta en el plato donde la vayamos a servir. La desmoldamos y la ponemos boca abajo, o sea con las galletas hacia arriba. Desmoldamos la gelatina del bol, presionando los bordes con los dedos para despegarla o la podemos poner unos segundos en un recipiente con agua caliente. La volcamos sobre una mano y con cuidado la ponemos sobre la tarta.
Decoramos con la galleta oreo mini, que le quitaremos un lado, nos quedamos con el que tiene crema y la pegamos en la tarta con un poco de chocolate fundido, presionando unos segundos hasta que enfríe y quede pegada.
La podemos tomar helada o dejarla descongelar y tomarla muy fría.




Notas sobre la tarta
-Como mi bol es muy hondo al desmoldar la gelatina se  partió y tuve que hacer otra en otro bol mas pequeño y esta no tiene la forma tan redonda como el otro, por eso la cúpula no está tan redonda.
-Recomiendo que la gelatina sea un pelin mas pequeña, que el diámetro de la tarta, pues la gelatina una vez desmoldada se abre un poco del propio peso y sobre  sale de la tarta.


¡ Buen provecho !


3 comentarios:

  1. María José hoy ya tu hijo no estará en casa, pero ten por seguro que va a estar bien. Hace no muchos años era yo la que se iba de casa a estudiar en la universidad y hoy Lara ha empezado a ir a la guardería ¡lo que me queda aún por pasar!

    Seguro que fue una cena maravillosa y la tarta, aunque yo no cazo Pokémon, me ha hecho mucha gracia y estará seguro muy rica con esos ingredientes

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Jo me parece super original!!! Me encanta de verdad, menuda imaginación :)
    Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, por tu tiempo y sobre todo gracias por tus comentarios. Me gusta leer tus palabras, me animan a seguir adelante.
No participo en cadenas de premios, el mejor premio es tu visita y tus comentarios. Gracias por pensar en mi y gracias por estar ahí.
Si quieres contactar conmigo aquí tienes mi correo, te responderé encantada mafefa63@gmail.com