domingo, 13 de noviembre de 2011

Tarta Austriaca (Sacher)

Esta tarta, que como su nombre indica tiene su origen en Austria, la hicimos en casa hace muchos años y a pesar de gustarnos mucho, quedó en el olvido. Fue un compañero de mi hermana quien, en una conversación sobre mi blog le dijo que había hecho la tarta sacher y nos vino al recuerdo. Él me facilitó la receta pero buscando en viejas revistas apareció la receta austriaca que hicimos hace años.


Ingredientes para 8 personas

-         5 huevos.
-         150 gr de azúcar.
-         75 gr de harina.
-         20 gr de almendra molida.
-         40 gr de cacao en polvo.
-         ½ sobre de levadura en polvo.
-         150 gr de aceite de girasol.
-         Sal.

Para el relleno
-         200 gr de mermelada de albaricoque.
-         100 gr de azúcar.
-         1 vasito de agua.
-         1 chorrito de ron.

Para la cobertura
-         250 gr de chocolate fondant.
-         100 gr de mantequilla.

Con unas varillas eléctricas, batir las yemas con 50 gr de azúcar. Cuando empiecen a blanquear añadir el aceite poco a poco, dejándolo caer en hilo y continuar batiendo para obtener un compuesto hinchado.
Mezclar la harina, el cacao y la levadura, pasándolos por un tamiz para eliminar grumos, y añadir la almendra molida.
Batir las claras con el azúcar restante y una pizca de sal y, cuando estén a punto de nieve fuerte, incorporar la mitad al compuesto de yemas, mezclándolo poco a poco. Añadir después la mezcla de harina y cacao y finalizar con las claras restantes.
Untar con mantequilla y enharinar un molde para bizcocho, verter la mezcla y cocer en el horno, precalentado a 180º c, 45-50 minutos.
Desmoldar el bizcocho y dejarlo enfriar. 


A partir de este punto explico dos formas de rellenar la tarta:
-La manera tradicional es partir el bizcocho por la mitad y untarlo con la mermelada de albaricoque, que podemos pasarla por el pasapurés para que no tenga pulpa, esto dependerá de gustos y añadir a la mermelada un chorrito de ron.
-Otra forma es partir el bizcocho por la mitad y empaparlo con un almíbar que haremos con el agua, azúcar y un chorrito de ron y poner encima la mermelada.
El bizcocho lo cortaremos por la mitad o en tres discos, dependerá de la altura del bizcocho y de lo jugosa que queramos la tarta (la tarta original se parte por la mitad).
Colocar una rejilla de pastelería sobre una bandeja y poner la tarta sobre la rejilla.
Trocear el chocolate y la mantequilla y fundirlos, juntos, al baño de Maria (si lo prefieres puedes fundir el chocolate con nata en vez de mantequilla, aunque a mi personalmente me gusta mas con mantequilla, porque la tarta se corta mejor).
Verter el chocolate fundido sobre la tarta, procurando que quede repartido por todos los lados.
Adornarla con cocholate negro o blanco.
Dejar enfriar 2-3 horas en la nevera.



 
¡ Buen provecho !

1 comentario:

  1. Me requetechifla esta tarta, está tan chocolatisima, te ha quedado igual que la de mis pensamientos, deliciosa! 1 saludo de uvaspanyqueso

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, por tu tiempo y sobre todo gracias por tus comentarios. Me gusta leer tus palabras, me animan a seguir adelante.
No participo en cadenas de premios, el mejor premio es tu visita y tus comentarios. Gracias por pensar en mi y gracias por estar ahí.
Si quieres contactar conmigo aquí tienes mi correo, te responderé encantada mafefa63@gmail.com