viernes, 17 de mayo de 2013

Bizcocho esponjoso con capa crujiente de azúcar y canela


 
Ya sabéis lo pesada que me pongo con el tema de los bizcochos, son mi perdición, todos me gustan, lo mío no son los postre ni las tartas, pero si se trata de bizcochos o magdalenas, receta que veo, receta que pruebo, y esta  me gustó desde que la leí, porque lleva poco huevo y mi hijo puede tomar muy pocos. No puedo decir que es el mejor que he comido, pero si está en el top 3  de los bizcochos que he cocinado (aunque todos no están en el blog).
El resultado ha sido magnifico, a las dos horas de sacarlo del horno, ya nos habíamos comido mas de la mitad. Es un bizcocho muy, muy esponjoso, tiene un sabor muy suave y con la capa de azúcar y canela está de lujo.
Esta receta es de Esmeralda del blog Recelandia, merece la pena que lo visitéis, es un blog precioso, tiene recetas deliciosas y Esmeralda es una joya en todos los sentidos de la palabra. Aprovechando que en su blog ha abierto una sección sobre sus recetas en otros blog, os enseño este bizcocho que es una de las primeras recetas que hice de ella y así forme parte de esa sección.




Ingredientes

-         150 gr de harina.
-         150 gr de azúcar.
-         1 huevo grande o 2 si son pequeños.
-         80 ml de leche.
-         60 gr de mantequilla.
-         1 cucharada de levadura royal.
-         1 cucharada de azúcar avainillada o esencia de vainilla.

Para la capa de azúcar

-         10 gr de mantequilla.
-         1 ½ cucharadita (de las de café) de canela.
-         2 cucharadas de azúcar.

Precalentamos el horno a 170ºC.
Engrasamos un molde pequeño (unos 20cm) con mantequilla, espolvoreamos con harina y ponemos en la base papel sulfurizado o de horno.
En un bol mezclamos la mantequilla, que tiene que estar a punto de pomada, con el azúcar, la vainilla y el huevo y batimos hasta que la mezcla esté esponjosa, unos 5 minutos. Incorporamos poco a poco la harina y la levadura tamizadas, cuando esté todo bien integrado ponemos en el molde y horneamos unos 30 o 35 minutos o hasta que veamos que esté hecho, pinchando con un palillo y éste salga limpio.
Una vez que lo sacamos del horno esperamos 15 minutos, lo desmoldamos y pincelamos la superficie con la mantequilla fundida y sobre esta espolvoreamos el azúcar y la canela previamente mezclados. 
 


 ¡ Buen provecho !

1 comentario:

  1. Te ha quedado genial, se ve muy esponjoso, a mi también me encantan los bizcochos más que las tartas, el tuyo se ve muy bueno y con esa capa crujiente con canela, tiene que tener un sabor estupendo.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, por tu tiempo y sobre todo gracias por tus comentarios. Me gusta leer tus palabras, me animan a seguir adelante.
No participo en cadenas de premios, el mejor premio es tu visita y tus comentarios. Gracias por pensar en mi y gracias por estar ahí.
Si quieres contactar conmigo aquí tienes mi correo, te responderé encantada mafefa63@gmail.com