lunes, 13 de mayo de 2013

Cerditos rellenos


 
La idea de esta receta la vi en el blog de Mª Jose de pasen y degusten pero la receta original es de Su del blog Webos fritos.
¿No me digáis que no están simpáticos y graciosos?
Creo que es importante que a los niños le guste y les atraiga la cocina y para ello tenemos que dejarlos que participen, pero con la prisas que llevamos hoy en día, ponerse a cocinar con ellos no es fácil, pero si dispones de un poco de tiempo, merece la pena cocinar con ellos y con una buena dosis de paciencia todos disfrutaremos y pasaremos un rato agradable y divertido.
Hacer que a los niños les guste la cocina no es fácil, pero de esta manera, se irá arraigando en ellos esa atracción por la cocina que además de ser gratificante es muy sana, pues la cocina rápida está invadiendo nuestras cocinas y aunque tiene sus ventajas, nunca será igual que cocinarlo nosotros mismos.
Estos cerditos los he rellenado de beicon y queso pero también le puedes poner jamón de york, salami, chorizo o incluso poner un relleno dulce como nutella, chocolate o mermelada.
Ojala disfrutes haciéndolos, como lo hemos hecho  nosotros.




Ingredientes

-         300 gr de harina de fuerza.
-         200 gr de harina normal.
-         25 gr de levadura fresca (prensada).
-         80 gr de azúcar (yo he puesto solo 25 gr).
-         250 ml de leche.
-         60 gr de mantequilla.
-         1 huevo.
-         Una pizca de sal.
-         Ralladura de ½ limón.
-         2 yemas de huevo (para pegar y pintar).

Para el relleno
-         beicon en lonchas.
-         Queso cheddar.

Tamizamos la harina y la ponemos en un bol. En el centro echamos la mitad del azúcar y la leche templada con la levadura disuelta en ella. Mezclamos y dejamos reposar 15 minutos, tapada con un paño.
Amasamos con el resto del azúcar, la mantequilla derretida, el huevo, la sal y la ralladura de limón. Cuando esté bien amasada la dejamos reposar otros 15 minutos. La masa tiene que quedar elástica y no se debe pegar en las manos, si se pega, añadiremos un poquito mas de harina.
Mientras reposa la masa preparamos el relleno y forramos la bandeja del horno con papel de hornear, así no tenemos que engrasarla.
Extendemos la masa con un rodillo y le damos un grosor de unos 4 milímetros. Con un corta pasta o simplemente con la boca de un vaso, cortamos 16 círculos de unos 10 cm de diámetro y colocamos la mitad sobre la bandeja del horno, separados, porque luego crecen. En el centro de cada círculo, ponemos un trocito de beicon y queso (yo he hecho un rollito con el beicon y dentro he puesto el queso) bien recogido, para que se nos queden los bordes libres.
Pincelamos los bordes con la yema de huevo batida y colocamos encima el resto de los círculos de masa, y con esto ya tenemos la cara de nuestros cerditos. Ahora tenemos que hacer el morrito y para ellos cortamos círculos mas pequeños (podemos usar el tapón de un bote de jarabe) y con un palillo de brocheta grueso ( yo lo he hecho con la tapa de un rotulador) le hacemos los agujeritos de la nariz. Pintamos con huevo y colocamos el morrito en la cara.
Para hacer las orejas (que para mi fue lo mas difícil), cortamos unos círculos mas pequeños, le damos forma alargada, lo pegamos con huevo a la cara y le damos la vuelta a la punta (y con suerte tiene forma de oreja), asegurarse que estén bien pegados porque al hornearse algunos se mueven y no quedan donde los habíamos colocado.
Pintamos toda la carita con huevo batido y dejamos reposar 10 minutos.
Precalentamos el horno a 200 ºC. Metemos los cerditos y a los 8 o 10 minutos bajamos la temperatura a 180ºC y los dejamos 15 minutos mas o hasta que estén dorados (si se pusieran muy tostados, se pueden tapar con papel de aluminio el resto del tiempo de horneado). Sacarlos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Otro asunto un tanto complicado, los ojos, yo intente poner un circulito de tranchete y sobre éste una pimienta negra o un trocito de aceituna negra, haciendo de pupila, pero me costó mucho que se quedara pegado. Un clavo de olor pinchado en la masa antes de hornearlo es otra opción y seguro que mas fácil. Si los hacemos con relleno dulce se los podemos hacer con una gotita de chocolate blanco y dentro un poco de chocolate negro. 



 ¡ Buen provecho !

2 comentarios:

  1. Hala, que bien te han quedado, yo los intente hacer una vez y menos cerditos, creo que me salieron de todos los animales.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  2. María José, qué cerditos mas chulos!!!! Te han quedado perfectos..Me encantan, no sé yo si a mi me quedarían así sobretodo las orejas, jaja, habrá que intentarlo...apunto...

    Muchos besos...

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, por tu tiempo y sobre todo gracias por tus comentarios. Me gusta leer tus palabras, me animan a seguir adelante.
No participo en cadenas de premios, el mejor premio es tu visita y tus comentarios. Gracias por pensar en mi y gracias por estar ahí.
Si quieres contactar conmigo aquí tienes mi correo, te responderé encantada mafefa63@gmail.com