viernes, 30 de noviembre de 2012

Menú de navidad 2012



Como ya sabéis, este año ha sido un poco complicado para mi familia y para mí por lo que explique en la entrada de vacaciones pagadas, o sea, que he tenido cáncer. Si, si, lo he dicho bien, que he tenido, pues el oncólogo me comunicó la semana pasada que podía decir que he tenido cáncer pero que ya no lo tengo, lo cual ha sido una inmensa alegría para todos, y, aunque todavía no estoy recuperada del todo, y me quedan dos operaciones para la reconstrucción de las mamas, además de revisiones frecuentes, esto, ya es poca cosa.

Y ahora,  sin  contaros más mis problemas, os hablaré del Menú de Navidad de este año. Por lo que os he contado, mi tiempo en la cocina ha sido muy escaso y aunque el año pasado os dije que este año el menú de navidad tendría recetas más elaboradas, no ha podido ser. A pesar de todo, os indico, como hice el año pasado, una serie de entrantes, primeros platos y  postres, para que vosotros los combinéis como más os guste o como tengáis costumbre de poner la mesa, os lo dejo a vuestra elección y, esperando que os pueda ser de ayuda, os deseo FELIZ NAVIDAD Y MUCHA SALUD .

Entrantes, aperitivos o primeros
-         Mini quiches.
-         Paté de higaditos.
-         Ensalada Galatea.
-         Pastel de espinacas o acelgas.

Segundos
-         Terrina de perdiz.

Postres
-         Flan de castañas.
-         Salchichón de chocolate.



Las recetas que no tienen enlace las publicaré a lo largo del mes de diciembre.
 

lunes, 26 de noviembre de 2012

Tomate frito con morcilla en tostas



El tomate frito con morcilla es muy típico en mi pueblo, recuerdo cuando era pequeña y mi madre lo hacía para cenar, me encantaba mojar pan y chafarlo todo. Ahora os lo presento en tostas, que queda como más “sofisticado”.
Para hacer esta receta es importante el tipo de tomates para freír, tienen que estar muy maduros y si son de piel fina mejor, porque los freiremos sin pelar y en trozos no muy pequeños.
La morcilla también es parte importante en este plato, ya que tiene que estar seca, yo utilizo la morcilla de la matanza de mi prima Leo, es una morcilla de cebolla y arroz, totalmente casera y artesanal, hecha con fuego de leña. La dejamos secar y después la congelamos o la ponemos en botes de cristal llenos de aceite.
No se el resultado que saldrá si lo hacemos con morcilla comprada, supongo que si no está seca se  deshará en el tomate.
Me gustaría trasmitiros el sabor de este tomate con morcilla, que se hace en todos las casas de mi pueblo, con ese olor y sabor a lumbre, a humo, tan casero, tan de pueblo, que tantos recuerdos me trae.




Ingredientes
Con estos ingredientes salen unas 8 o 10, dependerá del tamaño del pan y de la cantidad que le pongamos.
-         Tomate. ( aprox. 1k)
-         Morcilla seca en aceite. ( 150 o 200 gr)
-         Aceite de oliva.
-         Sal y azúcar.

Para las tostas:

- Pan de pueblo en rebanadas, tostado en el horno.

Lavamos los tomates y los troceamos. Si tuvieran mucho jugo los escurrimos un poco y así le quitamos las semillas y si tuvieran la piel gruesa los pelaríamos. Si son tomates raf o similares los troceamos y lo freímos todo, también la piel.
Ponemos en una sartén los tomates troceados con un chorrito de aceite y los freímos, cuando lo estemos moviendo, aprovechamos y lo chafamos un poco, lo hacemos a fuego lento, como si quisiéramos confitarlo.
Un poco antes de apartarlo le ponemos una pizca de azúcar y sal y lo probamos, cuando esté a nuestro gusto añadimos la morcilla en rodajas y dejamos que se hagan los dos cosas juntas unos 5 minutos, y mezclen su sabor.
 



morcilla en aceite

 
¡ Buen provecho !

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Terrina de perdíz (paté)



Comenzamos con las recetas, que nos pueden servir para estas navidades, aunque no por eso tienen que ser complicadas, sofisticadas o tener ingredientes caros. Este paté de perdiz reconozco que es un poco complicado sobre todo para los principiantes en la cocina.
Terrina o paté, la diferencia es mínima, las terrinas no van rodeadas de masa (de carne, claro) y el paté si. El paté es una palabra francesa que significa “pasta” o “pastel salado” y que lleva en su preparación puré de carne, hígado y otros productos que potencien su sabor. No debemos nunca confundir el paté con el Foie, que significa “hígado” y es solo el hígado del pato, de la oca o del ganso y  lo encontramos de 3 modos: Frais (fresco), Mi-cuit (semicocido) y Bloc (bloque reconstituido, o sea trozos).
Esta receta que os presento es un paté, ya que la perdiz, va rodeada de una masa de carne, pero como hay poca diferencia, le he puesto terrina que me gusta más el nombre.
Es una receta que requiere cierta maña y destreza con el cuchillo, porque hay que deshuesar la perdiz.
Esta receta la podemos acompañar con nuestra salsa favorita, ensalada o con mermelada, que le va muy bien a las carnes de caza.





Ingredientes

-         2 perdices hembras y jóvenes (las mías salvajes).
-         250 gr de carne de ternera picada.
-         250 gr de carne de cerdo picada.
-         3 chalotas o una cebolla.
-         Nuez moscada.
-         ¼ litro de vino blanco seco.
-         2 huevos.
-         2 hojas de laurel.
-         1 vasito de brandy.
-         6 lonchas muy finas de panceta (no ahumada).
-         10 granos de pimienta.
-         Pimienta negra molida.
-         Perejil.
-         Sal.


  Picamos muy fino la cebolla y el perejil. Añadimos las carnes picadas de cerdo y ternera, los huevos enteros, los granos de pimienta y el vino blanco, amasamos todo, salpimentamos y ponemos un poquito de nuez moscada. Reservamos.
Deshuesamos las perdices, dejando las pechugas lo mas enteras posibles. La carne de los muslos y demás osamenta, la hacemos trocitos pequeños y reservamos. Los higaditos y el corazón los machacamos y lo mezclamos con el picadillo de carnes, huevo y cebolla.
En un molde de horno alargado, ponemos las lonchas de panceta, cubriendo el fondo y las paredes. Encima ponemos la mitad de masa de carnes picadas y la apretamos con una cuchara, encima las pechugas enteras y sobre éstas los trocitos de carne de perdiz que habíamos troceado, salpimentamos esta capa y sobre ésta ponemos el resto de masa de carnes picada y compactamos todo. Tapamos con dos o tres lonchas de panceta y las hojas de laurel. Rociamos por encima el brandy y tapamos nuestro molde con su tapa y si no la tuviera, con papel de aluminio, bien cerrado.
Ponemos nuestra terrina en el horno, previamente caliente, durante un poco más de 1 hora a 180ºC.
La dejamos enfriar y la cortamos, mejor al día siguiente, en lonchas finas.




..."Vivieron felices y comieron perdices "

viernes, 16 de noviembre de 2012

Licor de café



Comenzamos a preparar la Navidad y lo hacemos con este riquísimo licor de café que hace Isabel, la madre de mi amiga Lucía. Todo el que lo ha probado, ha terminado pidiéndome la receta, que además es bastante fácil; sólo se necesita el tiempo de reposo, que es necesario para que tenga un intenso sabor a café.
Es importante el tipo de café con el que lo hagamos, debe ser torrefacto, y no sale igual si lo hacemos con café de paquete comprado en un supermercado. Debemos comprarlo en una tienda de café donde nos lo puedan moler en el momento y con la textura más bien gruesa. Yo también lo he hecho con café descafeinado y sale igual de bueno. 
El anis debe ser comprado a granel en una bodega, no sale igual si lo hacemos con anis embotellado de marca, pues es mas dulce, en ese caso habría que reducir la cantidad de azúcar.
Es importante decir, que aunque una vez que lo tengamos hecho, ya nos lo podemos beber, cuanto más tiempo le demos de reposo estará mejor, y de un año para otro mejor que mejor.





Ingredientes

-         300 gr de café torrefacto a medio moler.
-         1 litro de  anís seco (a granel, no embotellado de marca).
-         1 kilo de azúcar.
-         ½ litro de agua.


Macerar durante 1 mes el café con el anís seco (esto lo podemos hacer en una botella de agua de litro y medio). Durante este tiempo lo agitamos varias veces.
Pasado el mes, se hace un almíbar con el agua y el azúcar en el fuego, hasta que ésta se disuelva.
Colar el café con un colador de tela o con un trapo limpio, añadir el almíbar y embotellar.
Dejar 15 días más en reposo esta mezcla y después listo para beber (aunque cuanto más tiempo lo dejemos, se hace más cremoso y está mas rico).



 ¡ Buen provecho !

domingo, 11 de noviembre de 2012

Almendras tostadas

Hace mucho tiempo que en casa no se compran almendras, para nada, desde que los almendros del pueblo están más grandes y la cosecha es abundante, el consumo de almendras en casa se ha duplicado. Antes las hacía fritas, como las hacía mi madre, bastaba con ponerlas en una sartén con un poco de aceite y sal, pero desde que las hago en el horno y además peladas, son un éxito. Todos los días mi marido se toma un vasito de vino (del que él hace, claro) con unas almendras (de las que él cultiva y yo tuesto). En casa nunca faltan, siempre tengo un bote lleno, unas con sal y otras sin ella, para cualquier comida.

Los míos siempre me preguntaban ¿Cuándo vas a subir las almendras al blog?. Y es que en alguna ocasión me he negado, por lo sencilla y simple que me parece, hasta que un grupo de amigos que las probaron en una excursión, me animaron a hacerlo, porque no tenían ni idea de cómo se podrían hacer unas almendras tan ricas en el horno de casa, así que esta receta va por vosotros, los amigos de Isabel Simón, Fernando, Pura, Candela, Paqui, José Antonio e Irene; la próxima excursión al Bosque Encantando seréis vosotros los que llevéis las almendras.




Ingredientes

-         Almendras crudas con piel.
-         Sal muy fina (molida).

Precalentamos al horno a 150ºC en horno convencional, si lo hacemos con aire le bajaremos la temperatura a 110º.
Ponemos agua abundante en un cazo y, cuando empiece a hervir, añadimos las almendras crudas; pasado 1 minuto las echamos en un colador y tapamos con un paño y comenzamos a pelarlas. Este paso es muy fácil, basta con estrujar un poco con los dedos la almendra y ésta saldrá sola de su piel (si le quitamos el paño se secarán antes de terminar de pelarlas y nos costará mas trabajo).
Ponemos las almendras peladas en la bandeja del horno, bajamos la temperatura a 120º y movemos frecuentemente; primero tienen que secarse del exceso de agua de cocerlas, esto viene a ser unos 5 u 8 minutos, y después comienza el tostado. A partir de este momento hay que moverlas con más frecuencia para que no se nos quemen por un lado. A los 20 minutos estarán listas, aunque si te gustan más tostadas las dejamos unos minutos más. Le pondremos la sal unos minutos antes de sacarlas del horno.
Es muy fácil quemarlas, hay que estar muy pendientes de ellas.
Una vez que tengan el tostado que nos gusta, las sacamos del horno y las ponemos en un plato llano para que se enfríen, una vez bien frías las ponemos en un bote hermético y nos durarán varios meses.



¡ Buen provecho !

martes, 6 de noviembre de 2012

Gurullos con conejo de monte



Los gurullos son típicos de la cocina almeriense, aunque también los utilizan en el norte de Granada y en algunas zonas de Jaén y Murcia.
Es una antigua forma de comer pasta que aparece por primera vez en un manuscrito árabe del siglo XII. Se suele utilizar para guisar carnes de caza, liebre, conejo de monte, perdiz, caracoles e incluso con pulpo en zonas de la costa, aunque también se hace con conejo doméstico y, si lo adaptamos a los gustos actuales, los podemos hacer con pollo.
Los gurullos se hacen con una pasta de agua, harina de trigo y sal (en ocasiones, azafrán), que una vez bien amasada se van haciendo una especie de fideos entre las palmas de las manos, que luego se van cortando en trocitos como si fueran granos de arroz o trigo o un poco más grandes y se ponen a secar al sol, después la usamos como cualquier otra pasta, en guisos y pucheros o como sustituto de arroz.
Con respecto a las legumbres, no es necesario poner garbanzos y judías, le podemos poner sólo una de ellas, e incluso hay casas donde le ponen menos legumbres (o incluso no le ponen) y le ponen además patatas; también hay quien le pone al final unos pimientos asados.
Creo que ahora, nadie se pone a hacer gurullos a mano, los compramos en algunos puestos del mercado central y no es fácil encontrarlos.





Ingredientes para 4 personas

-         Un conejo de monte.
-         200 gr de gurullos.
-         100 gr de judías blancas.
-         100 gr de garbanzos.
-         Cardos, hinojos o habas ( he puesto 150 gr de habas)
-         Una cabeza de  ajos pequeña.
-         Un pimiento seco o cucharadita de pimentón (opcional).
-         Un pimiento verde.
-         Una cebolla.
-         Un tomate.
-         Una hoja de laurel.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.

Cubrimos el fondo de una cacerola con aceite de oliva, la ponemos al fuego y tostamos el pimiento seco (con cuidado de no quemarlo porque amargaría la comida) lo sacamos, machacamos en el mortero y reservamos esta pasta.
En la misma cacerola hacemos un refrito con la carne troceada, la cabeza de ajos entera o con los dientes sueltos pero sin pelar y la cebolla picadita, al poco rato añadimos el pimiento verde en trocitos pequeños y pasados varios minutos añadimos el tomate troceado, sin piel ni semillas; una vez todo esté bien refrito, pero sin quemar, cubrimos la cacerola con agua, añadimos sal, la hoja de laurel y el pimiento machacado ( si le vamos a poner pimentón, añadiremos la cucharadita en el refrito justo antes de echar el agua).
Cuando empiece a hervir, añadimos las legumbres, que previamente hemos tenido en remojo toda la noche (si las ponemos cocidas o congeladas las añadiremos al guiso un poco más tarde).
Cuando las legumbres y la carne estén tiernas, ponemos los gurullos. Éstos se hacen muy rápido, en 8 o 10 minutos están listos. En este caso yo he puesto también las habas ya que estaban congeladas y se hacen igual de rápido que los gurullos. Si vamos a poner cardos o hinojos los echaremos un poco después de las legumbres, pues necesitan mas cocción.
Deben quedar un poco caldosos.



 ¡ Buen provecho !

viernes, 2 de noviembre de 2012

Arroz con leche



Ya os he comentado en alguna ocasión que en casa no somos muy aficionados a comer muchas tartas, pero arroz con leche, flanes y natillas, que nunca falten y aunque parezca que el arroz con leche no tiene ningún secreto, no es así, tiene sus trucos, aunque estos dependerán del gusto de cada casa. Hay quien lo cuece primero en agua y después en la leche, también quien lo deja cocer 15 o 20 minutos y quien lo deja toda 1 hora a fuego muy lento, a nosotros nos gusta el arroz con leche más bien clarito y muy dulce y así es como yo lo hago.




Ingredientes para 4 personas

-         80 o 100 gr de arroz redondo.
-         1 litro de leche.
-         8 o 10 cucharadas de azúcar.
-         La piel de ½ limón.
-         Una ramita de canela.
-         Una cucharada de mantequilla ( opcional)

Ponemos a cocer la leche con la corteza del limón y la canela, cuando empiece a hervir añadimos el arroz y dejamos cocer a fuego muy lento, casi sin hervir, hasta que el arroz esté muy blando, unos 40 – 50  minutos, lo moveremos con frecuencia. Cuando esté cocido añadimos el azúcar, una vez disuelta ponemos la mantequilla, movemos y apartamos. Servimos en cuencos individuales y espolvoreamos con canela. Te lo puedes comer frío o calentito, lo dejo a tu gusto.


  

¡ Buen provecho !