lunes, 22 de abril de 2013

Pan relleno de jamón de york y queso


No penséis que es una receta complicada, que no lo es. Te puede salir más bonito o más feo, más o menos perfecto,  pero seguro que te sale bueno.
A mi me gusta mucho amasar y además me relaja, y si tienes niños y los dejas que ayuden, disfrutareis como enanos. Cuando se esta horneando la casa huele que alimenta y estamos todos mirando al horno esperando para sacar esta delicia y clavarle el diente. El corte lo dice todo, queda muy vistoso y está muy rico, te lo puedes comer frío o calentito, sirve para una merienda, una cena o para llevar al campo.
Con relación al relleno, yo lo he hecho con jamón de york y queso y solo te recomiendo que sean de buena calidad, pues se nota en el resultado final, también lo puedes rellenar de beicon, jamón serrano, chorizo, salami y poner el queso que más te guste, siempre que sea cremoso y funda bien. Las cantidades que te indico son orientativas, porque dependerá del grosor de la lonchas. Con estas cantidades sale un pan grande, puedes partir la masa  y hacer dos, mas pequeños.
Esta receta es del blog de Mª José, Pasen y degusten y del blog de Islacris.




Ingredientes:

-         250 ml de leche.
-         50 gr de mantequilla.
-         50 gr de azúcar (yo he puesto 25 gr).
-         30 gr de levadura prensada.
-         1 cucharadita de sal.
-         500 gr de harina.
-         250 gr de jamón de york.
-         250 gr de queso en lonchas.
-         Huevo batido o leche para pincelar.
-         Mantequilla para pincelar la masa.

Templamos la leche y diluimos en ella el azúcar y  la levadura (teniendo cuidado de no calentarla mucho, solo tiene que estar templada).
Ponemos la harina en un cuenco con la sal, en el centro ponemos la mantequilla a temperatura ambiente  cortada en trocitos, incorporamos la leche con el azúcar y la levadura. Mezclamos bien todos los ingredientes y pasamos la masa a una mesa o la encimera, espolvoreada de harina y amasamos con las manos hasta conseguir una masa homogénea y elástica.
Estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla fina, formamos un rectángulo y lo ponemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear. Si lo hacemos sobre la mesa, luego nos costará trabajo trasladarlo a la bandeja del horno, es mejor trabajarlo y enrollarlo directamente sobre la bandeja, donde lo vayamos a hornear.
Pincelamos la masa con mantequilla derretida, la cubrimos en las lonchas de jamón de york y encima las lonchas de queso, sin que lleguen a los bordes, éstos los mojamos con un poco de agua para que se peguen cuando enrollemos la masa.
Poco a poco hacemos un rollo bien apretado, como si fuera un brazo de gitano, dejando el cierre en la parte de abajo (como se aprecia en la foto a mi se me quedo arriba, no se como, porque lo deje abajo, pero al subir la masa, cambió un poco su forma).
Hacemos unos cortes superficiales, en la masa, con un cuchillo afilado. Tapamos con un paño y dejamos reposar 1 hora. Pasado este tiempo precalentamos el horno a 180ºC, pincelamos el rollo con huevo batido o leche (ésta ultima no le da brillo) y metemos en el horno durante 35 minutos aproximadamente o hasta que lo veamos dorado.
Sacamos del horno, dejamos enfriar un poco antes de cortar las rebanadas.





¡ Buen provecho !

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita, por tu tiempo y sobre todo gracias por tus comentarios. Me gusta leer tus palabras, me animan a seguir adelante.
No participo en cadenas de premios, el mejor premio es tu visita y tus comentarios. Gracias por pensar en mi y gracias por estar ahí.
Si quieres contactar conmigo aquí tienes mi correo, te responderé encantada mafefa63@gmail.com